Este viernes la tica defenderá título mundial en el Gimnasio Nacional

Por: Sergio Alvarado 12 octubre

La lluvia de palabras, promesas y enjaches que se armó entre las boxeadoras Hanna Gabriels y la dominicana Oxandia Castillo llegarán a su fin este viernes en la noche cuando las dos gladiadoras se suban al ring.

Ellas disputarán los títulos mundiales súper wélter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), ambos en los 154 kilos.

Hanna está hecha un mujerón en un estado de forma muy bueno. Foto: Diana Méndez.
Hanna está hecha un mujerón en un estado de forma muy bueno. Foto: Diana Méndez.

La velada iniciará a las 6 p. m., en el Gimnasio Nacional, la cual tendrá como plato fuerte el encuentro entre la costarricense, que defenderá su corona ante la primera boxeadora que la derrotó en su carrera, el 1 de de marzo del 2013.

Desde aquella fecha la tica quedó con sangre en el ojo y con deseos de toparse de nuevo con Oxandia, por lo que para la campeona nacional esta pelea será muy especial.

La última formalidad antes del combate se cumplió este jueves en la tarde en el Casino Fiesta en Río Segundo de Alajuela, donde las dos gladiadoras se encaramaron a la báscula. Oxandia registró un peso de 154 kilos, mientras que Hanna pesó 153 kg.

"A mí no me inmutan las amenazas o las ofensas. En la etapa en que estoy, mi actitud es diferente. Yo no necesito probarle nada a nadie. Quiero seguir escribiendo mi historia sin necesidad de ofender o ridiculizar a alguien. Es claro que en el ring hay dos peleadores y solo gana el mejor, por lo que esperamos hacer una buena pelea”, indicó Gabriel en la conferencia de prensa previa al evento.

La sonrisa de Hanna se mantuvo durante todo el pesaje y demuestra la confianza que tiene para llevarse el combate. Foto: Diana Méndez.
La sonrisa de Hanna se mantuvo durante todo el pesaje y demuestra la confianza que tiene para llevarse el combate. Foto: Diana Méndez.

La tica manifestó que desea mantener en su poder las dos coronas y realizar un combate puras tejas para que los aficionados salgan satisfechos.

Por su parte, Castillo anda chiva porque considera que tanto Hanna como su equipo han hablado mucha paja con respecto a la famosa revancha.

"Esta pelea para mí es muy importante, venía buscándola hace tiempo porque no me gusta lo que ella (Gabriel) dice. Habla que se quiere sacar la espinita, pero se la voy a clavar aún más adentro porque no me voy a llevar un título, sino dos. En total le voy a ganar tres”, confesó Castillo sacando pecho.

Las entradas se venderán a partir de las 5 p. m., en el Gimnasio Nacional con precios desde los seis hasta los quince rojitos. Además se recolectarán víveres para los afectados por la tormenta tropical Nate.