Vino de visita al país y se topó con el reto de ser el técnico del equipo

Por: Andrés Mora 16 septiembre
El mexicano dice que la pasa pura vida y solo se preocupa por su familia que está en Mexico. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
El mexicano dice que la pasa pura vida y solo se preocupa por su familia que está en Mexico. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Antonio Abassolo llegó vestido de traje a Costa Rica, pero en dos toques lo mandaron a ponerse pantaloneta y tenis, calzado que  por cierto ni tenía y tuvo que salir corriendo a comprar.

El mexicano, es ahora técnico de Guadalupe FC y curiosamente también dueño junto a sus socios Flavio y Duilio Davino.

"El futbolista de Costa Rica es disciplinado, a veces un poco distraído, pero cada vez más profesional ", Antonio Abassolo.

El azteca tomó las riendas del equipo guadalupano, después de que el lunes 4 de setiembre despidieran a Luis Fernando Fallas por bajo rendimiento.

"Fue sorpresa, después de la derrota con Carmelita platicamos con los socios y sí me tomó por sorpresa la propuesta, pero fue agradable y espero que poco a poco con los resultados vaya siendo más agradable", indicó el técnico azteca.

"Me dijeron quédate, agarra tu, fue una desición de un día para otro, no teníamos plan b para sustituir al técnico y entendemos que tenemos un buen plantel para competir y nos hacia falta trabajo, orden y arreglar cosas internas, más que en lo futbolístico había que arreglar otras cosas", agregó Abassolo.

Don Antonio le entró con todo al reto, aceptó y lo primero que hizo fue ir a un centro comercial a comprarse unas Nike, que asegura le salieron bastante caras.

El mexicano tuvo que arreglar sus negocios y venirse a vivir a Tiquicia, aunque de vez en cuando aseguró que irá a visitar a su familia. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal
El mexicano tuvo que arreglar sus negocios y venirse a vivir a Tiquicia, aunque de vez en cuando aseguró que irá a visitar a su familia. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal

"La vida aquí es cara, pero se la pasa uno bien, comprar unas tenis es mas caro aquí que en muchas otras partes del mundo. Pero, todo es caro, como estoy solo entonces gran parte de las comidas las hago en la calle y es muy caro,  puede ser cuarenta por ciento más caro que en México", aseguró Abassolo.

Con el cambio a pantalón corto, Antonio bromeó diciendo que sus piernas salen ganando porque hace rato que no recibían sol y ya estaban muy pálidas, algo que no es broma.

Antes de tomar el cargo, Abassolo comenta que habló con los jugadores  para explicarles, pues iba a ser incómodo que el dueño también dirigiera, pero toda la planilla aceptó el reto junto a él.

5 goles tiene el goleador del equipo Aldo Magaña.   

Con el tema de las licencias para dirigir no había ningún problema, don Antonio está en todas gracias a su academia e internado Somnus (sueño en Latino), que es su negocio en suelo azteca.

Abassolo cuenta con su coterráneo, Aldo Magaña como principal arma ofensiva. Foto: Rafael Pacheco
Abassolo cuenta con su coterráneo, Aldo Magaña como principal arma ofensiva. Foto: Rafael Pacheco

"Yo tengo mi curso de entrenador desde hace tiempo porque soy gente de fútbol dedicada a los negocios, en la vida hay gente de negocios que se dedica al fútbol, pero yo empecé siendo gente de fútbol. Tengo experiencia con jóvenes, tenemos un equipo de tercera división con los que he estado trabajando y en México trabajé con el equipo La Piedad, un equipo de segunda división y ahora a solicitud de mis socios me hago cargo del equipo de Guadalupe", explicó sobre su recorrido.

La salvada es que el patrón disfruta todo, se la pasa muy pura vida en el terreno de juego y aunque en el partido ante Cartaginés tuvo que estar en la gradería, para el juego ante el Monstruo parece que su permiso de trabajo estará listo y podrá sentarse en el banquillo por primera vez.

"Se disfruta el fútbol de las dos maneras, se sufre mucho, pero nos gusta mucho esta actividad, en la parte técnica es interesante el día a día con los jugadores y el desarrollo del entrenamiento; como empresario uno está más pendiente de lo administrativo", dijo.

Y tiene una ventaja, en sus años mozos también tocó la pecosa.

"Siempre jugué fútbol, fui seleccionado olímpico de México,  soy contador público, me dedique al trabajo en los números y hace tres años decidimos poner el internado y dedicarme más de lleno al fútbol como negocio y eso me ha ido empujando hasta la cancha, hasta volverme a ponerme shorts", comentó.

Solo faltan los puntitos

Don Antonio agarró al equipo en la peor condición, los guadalupanos son últimos con apenas cinco puntos, la ventaja que tiene es que falta mucho camino por recorrer.

5 puntos en ocho jornadas tienen los guadalupanos.

"Tenemos una crisis de resultados, pero el funcionamiento del equipo a mi parecer no es tan malo y va mejorando. Contra Cartago perdimos por accidentes del fútbol, un primer gol en fuera de lugar y luego errores particulares que nos terminan por matar, claro, también con merito del rival,  pero hay que seguir por esa línea y espero que con base en el trabajo los resultados empiecen a caer", comentó.

Abassolo dice que no hay de que preocuparse, pues el hecho de que sea el dueño, no quiere decir que puede perder siempre y nadie lo puede quitar.

"Es desesperante porque esto es como hacer la tarea, estudiar y además te reprueban, pero bueno, es un motivo para ponerse a trabajar más" dice.

El reto de este domingo es de los más bravos, enfrentar al Deportivo Saprissa.

"Siempre es importante jugar contra uno de los equipos tradicionales y dar un buen partido, es un escalón para ir mostrando mejoría y ojalá nos caiga un resultado favorable, es una vitrina para el fútbol nacional", señaló.

Antonio lleva poco más de dos años rondando Tiquicia, pues empezó con Belén y fue uno de los que tomó la decisión de pasarlo al cantón de Goicoechea.

"Hasta ahorita es pronto para hacer una evaluación, más donde los resultados no han podido hacer que la gente se empiece a enamorar del equipo, pero vamos bastante bien. Poco a poco con el tiempo y resultados nos vamos a ir haciendo de afición ,nos faltan puntitos y estamos trabajando", indicó el técnico mexicano.