Me ocurrió el domingo recién pasado con un chofer de la ruta San José - La Zamora (Santo Domingo de Heredia): cuando subí tomó el billete de ¢2.000 y me dijo: 'no tengo vuelto, a la salida se lo doy'. 

Pues resulta que se me olvidó. Entre el entusiasmo de mi hija por ir al ZooAve y la conversación llegué a la parada y no recordé pedir el vuelto. De regreso, en horas de la tarde, me tocó el mismo chofer y le conté respetuosamente lo que había ocurrido antes. 'Yo le di el vuelto a todas las personas', me dijo. No quise discutir porque, en efecto, él pudo haber quedado con la sensación de no deber nada, aunque tengo mis dudas. Pero de ahora en adelante cuando un chofer se deje el billete se lo quitaré y le diré que me recuerde pagarle cuando me voy a bajar. No hay derecho a perder dos mil coloncitos de esa forma. Bueno, ¡ni cien pesos! 

Guillermo González

Filones por puro gusto

El domingo pasado fui al Más x Menos de Tibás y me topé unos filones que no era jugando. Me puse atento para saber a qué se debían y era que los cajeros se la tienen que jugar como vikingos pues la empresa no les está dejando ayudantes para empacar las compras. Entonces ellos tienen que dejar de cobrar para ayudarle al cliente a echar los productos en las bolsas y la fila empieza a hacerse gigante. De feria el cajero tenía una paciencia: le pedía permiso a una mano para mover la otra. ¿Será que les cuesta mucho a esas empresas pagar un poquito de más a jóvenes para descogestionar el asunto? Esas filas se pueden evitar. 

Carmelo Araya

Pistas manudas son un atraso

La pista de Alajuela es un verdadero ejemplo de la modernidad del Estado costarricense. A estas alturas del siglo no tienen quick pass, un carril exclusivo para pagar de forma automática, que ayude a liberar un poco las presas. También soy usuaria de la ruta 32 y de la Florencio Del Castillo y en ambas hay pase rápido y, aunque siempre hay presas, el asunto camina mejor. ¿Qué espera el MOPT para hacer algo? 

Yorleny Fernández