Suman tres derrotas y empate en cuatro juegos

Por: Publimetro.com.mx 16 septiembre

Después de cuatro mejengas en la Liga Española, el Deportivo La Coruña de Celso Borges ya pinta como un serio candidado al descenso.

Este sábado, el Dépor cayó 2-1 en casa del Betis de Joel Campbell, quien aún sigue en recuperación.

Borges y su equipo solo registran un empate y tres derrotas y están un puesto de la zona de descenso, se ubican en la posición 17, con apenas un punto. Eso sí, con un partido más.

La única buena noticia es que Celso jugó los noventa minutos y provocó el tanto de su equipo, al pegar un remate en el palo que el rebote fue aprovechado por Fede Cartabia para marcar el 1-1 momentáneo.

Joaquín Sánchez, con dos goles, uno en cada período, dio al Real Betis la segunda victoria de la temporada, ambas en el Benito Villamarín, en esta ocasión ante el otro equipo gallego, el Deportivo.

El ídolo bético, Joaquín le dio la segunda victoria al Betis como local, con doblete frente al Depor de Celso Borges. Foto elcorreoweb.es
El ídolo bético, Joaquín le dio la segunda victoria al Betis como local, con doblete frente al Depor de Celso Borges. Foto elcorreoweb.es

El conjunto local, sin hacer un gran partido, sí fue el que puso más sobre el terreno para llevarse los puntos, ya que los visitantes arriesgaron poco, pese a que en la primera parte lograron equilibrar el marcador.

La semana para los dos equipos estuvo rodeada de dudas en la afición, en la bética por el 3-1 encajado en Villarreal y los riesgos que se corren por la idea de su técnico, Quique Setién, de sacar siempre el balón jugado desde la portería.

En el lado coruñés, Pepe Mel, quien fue muy bien recibido en el Benito Villamarín por su pasado como futbolista y entrenador bético, tuvo que escuchar estos días críticas tras cerrar los tres primeros partidos con un solo punto y nueve tantos encajados.

Fue el equipo verdiblanco el que desde el inicio quiso despejar incertidumbres y apretó con el mexicano Andrés Guardado, ex del Dépor, como protagonista en el centro del campo y mucha movilidad.

El zurdo Andrés Guardado también participó del triunfo del Betis de Sevilla frente al Deportivo La Coruña. Foto @LaLiga
El zurdo Andrés Guardado también participó del triunfo del Betis de Sevilla frente al Deportivo La Coruña. Foto @LaLiga

Antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora llegó el premio al mejor juego del Betis, un remate del delantero Sergio León no fue bien bloqueado por el meta rumano Costel Pantilimón, quien debutaba en la liga en este encuentro, y Joaquín Sánchez, de cabeza, sólo tuvo que empujar el balón al fondo de la meta.

El 1-0, sorprendentemente, le restó estabilidad a la formación sevillana, que dejó de controlar el juego. El Deportivo hizo sus primeras aproximaciones y también con mucha efectividad.

Un zapatazo del costarricense Celso Borges desde el borde del área fue rechazado por el horizontal y en la misma jugada el balón llegó al argentino Fede Cartabia, quien disparó fuerte y cruzado, imposible para el guardameta Antonio Adán.

En la segunda parte, pronto el colegiado Alberto Undiano Mallenco pitó un penalti por derribo al lateral Riza Durmisi, pero un asistente le indicó que el danés se había tirado y rectificó su decisión y además le mostró tarjeta al bético.

Ese lance pareció desorientar un tanto al Betis en su intento de llevar el peso del partido aunque el Deportivo tampoco tuvo la fe suficiente para irse arriba a por un segundo gol.

Empezó así a verse un partido que transcurrió a impulsos, pero también con la sensación de que el equipo local puso algo más para llevarse los puntos, aunque corriendo riesgos.

En esas, Guardado robó un balón en su campo y avanzó rápido para ponérselo bien a Joaquín. Éste, también con precisión, logró el 2-1 entrado ya en el último cuarto de hora del choque, lo que fue definitivo.