Ojalá todos los días nacieran empresas que apoyen el deporte

Por: Jorge Díaz 14 noviembre

“Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío, que no lo puede llenar la llegada de otro amigo” dice la linda canción de Alberto Cortez.

Báncredito fue el patrocinador arbitral hasta que la empresa cerró en el área comercial. Foto: José Cordero.
Báncredito fue el patrocinador arbitral hasta que la empresa cerró en el área comercial. Foto: José Cordero.

En mayo pasado, el Consejo de Gobierno decidió cerrar el área de banca comercial del Banco Bancrédito, dejando a muchos de sus trabajadores, engrosando la larga lista de desempleados de este país, pero no solo ellos fueron los únicos que quedaron cesantes en este país, el deporte nacional, perdió a uno de sus grandes patrocinadores, como pocos he conocido en este ambiente.

Bancrédito fue un idealista, entusiasta, que creyó en el atletismo, en el fútbol, y hasta en los árbitros de la Primera División, que a la fecha de hoy, hacen su trabajo con un gran parche negro, en las espaldas de sus uniformes, donde lucían el logo gigante del banco, esto como una especie de luto ante su cierre.

Muchas disciplinas deportivas con poca exposición pública, como lo hicieron en Juegos Nacionales, se beneficiaron con la bondad y visión de Bancrédito, que creyó en atletas, ayudó a potencializarlos, a que tuvieran una mejor alimentación, unas buenas tenis para sus competencias entre otros por ejemplo, esto debido a que la gran mayoría de sus patrocinados eran costarricenses de escasos recursos.

Báncredito fue uno de los patrocinadores más importantes del Cartaginés durante varios torneos. Foto: José Cordero.
Báncredito fue uno de los patrocinadores más importantes del Cartaginés durante varios torneos. Foto: José Cordero.

Se compraron más bolas de fútbol en las ligas menores de los equipos y como siempre digo la gran mayoría de esos chiquitos, no llegarán a jugar en primera división, pero se están formando mejores costarricenses para el futuro, con valores, responsabilidad, el caer y volverse a levantar, porque así es la vida, eso fue Bancrédito en el deporte nacional.

Ese socio comercial con compromiso social más que su aporte económico, tuvo el mejor retorno en todos estos años, ayudar tener un mejor país con buena gente.

Ojalá nazcan todos los días un Bancrédito, empresas que apoyen al deporte, donde no solo tendrán una gran exposición de marca, además se ganaran el corazón de los ticos.