Nelson Bonilla hizo que por un buen rato los salvadoreños soñaran con la victoria. Foto: AP Photo/Eric Gay
Nelson Bonilla hizo que por un buen rato los salvadoreños soñaran con la victoria. Foto: AP Photo/Eric Gay

Las selecciones de El Salvador y Jamaica firmaron un empate (1-1) en el Alamodome de San Antonio, Texas, y todo el mundo salió contento porque terminó la primera fase de la Copa Oro y los dos equipos siguen con vida.

Los cuscatlecos soñaron por gran parte del partido con quedarse con la segunda posición del grupo, pues Nelson Bonilla abrió la cuenta apenas al minuto 15.

Los caribeños apretaron, pero no lograban vencer la dura defensa salvadoreña y fue por la vía de penal por donde pudieron superar al portero Derby Carrillo. Fue Darren Mattocks el encargado de cobrar desde los once pasos al minuto 64 para sentenciar el uno por uno.

Los salvadoreños merecieron mejor suerte en un partido en el que les faltó andar más finos para hacer más goles. Foto: AP /Eric Gay
Los salvadoreños merecieron mejor suerte en un partido en el que les faltó andar más finos para hacer más goles. Foto: AP /Eric Gay

El Salvador alcanzó los cuatro puntos, que lo ponen en la siguiente fase como uno de los dos mejores terceros lugares junto a Honduras, del Grupo A; mientras que los reggae boyz confirmaron su segundo lugar gracias a la victoria de México ante Curazao.

Los salvadoreños enfrentarán en los cuartos de final a Estados Unidos y Jamaica lo hará contra Canadá.

“Yo no quería jugar ante Estados Unidos por muchos motivos extrafutbolísticos, que ya se saben, pero vamos a encarar el juego igual”, declaró Bonilla un poco molesto.

“Tenemos equipos para ganarle y vamos a salir a proponer como lo hicimos en estos tres partidos”, indicó el delantero cuscatleco.

“Fue un partido bastante complicado, porque son muy superiores físicamente, pero fuimos más técnicos. Comenzamos bien, anotando, pero lastimosamente un penalti permitió que ellos empataran y nos mandó al tercer lugar”, agregó.