Herediano logró sacarle la victoria 2-1 a Pérez Zeledón en un juego muy peleado, sobre todo en la segunda parte.

La mejenga arrancó con el campeón robándole por toda la cancha la pecosa al cuadro de Pérez.

Esteban Ramírez hizo el segundo para los florenses. Foto Melissa Fernández
Esteban Ramírez hizo el segundo para los florenses. Foto Melissa Fernández

Los del Pelícano, con presión alta y con dos conductores claros, Azofeifa y Aguilar, tomaron el control de las acciones complicando el trabajo de sus rivales.

Pérez Zeledón, por su parte, buscó cómo presionar, pero en los primeros 10 minutos no pudo sacar provecho de esa idea.

Llegadas sin puntería.

La primera acción clara de gol la tuvo el cuadro rojiamarillo.

El “Chirriche” Ortiz corrió por la derecha y le puso un gran servicio a Luis Landín, quien solo ante el marco cabeceó desviado.

Un aspecto contra el que tuvieron que luchas ambos cuadros fue la rapidez de la pelota por el campo mojado debido a que la señora de los frescos no quiso perderse el encuentro en el Rosabal.

En el minuto 20, Landín ingresó con pelota dominada al área rival, pero por realizar dos quiebres innecesarios, en lugar de pegarle a marco, perdió una clara opción.

Luego un cañonazo de pierna izquierda de Azofeifa obligó al portero Luis Asseff a desviar hacia un costado.

Flechazo peligroso. En el minuto 35 los sureños se aprovecharon de un regalo de Jhamir Ordain, el cual le permitió al jugador Álvaro Sánchez poner la chocobola a la boca del marco y, gracias a un corte salvador primero de Leo Moreira y luego de Allan Cruz, el primer gol de la noche no llegó.

Un minuto después un servicio desde la derecha de Barrantes fue desviado frente al marco por Pablo Azcurra, que por milímetros no entró.

Antes de irse al descanso Juan Gabriel Guzmán probó con un rematito a las manos de Moreira.

Hay que destacar en el cuadro de Pérez, el acierto al jugar el fuera de juego, porque los florenses cayeron en él a cada rato.

En el segundo tiempo el cuadro florense de nuevo ingresó agresivo en busca de hacer su condición de local, sabido de que un resultado de empate o derrota, pondría en peligro su liderato.

La mejenga estuvo muy disputada. Foto Melissa Fernández
La mejenga estuvo muy disputada. Foto Melissa Fernández

Solo que en esta parte, el Pelícano mandó a robar la redonda en la propia salida generaleña.

Misil clave.

Y esto dio su fruto porque en el minuto 49 se cometió una falta sobre Landín que aprovecho el cañonero Rándall Azofeifa, para poner el 1-0.

El Team tuvo para el 2-0, pero de forma miserable con todo el marco a su disposición, Luis Ángel Landín, remató al cuerpo del portero Assef.

Luego del pepino florense, el conjunto de Pérez Zeledón arriesgó más y la mejenga se calentó un poco a pesar del frío de la noche.

Sin embargo, Herediano siguió presionando y en el minuto 83 una jugada iniciada por Esteban Ramírez la terminó el mismo jugador con el 2-0.

Eso sí, Jimmy Marín tuvo para anotar cuando Ramírez le dio un pase gol, pero su compañero remató al cuerpo de Aseef que rechazó la pecosa para que Ramírez tomara el rebote y celebrara.

Luego Azofeifa, en el minuto 85, soltó un riflazo que el portero sureño apenas pudo enviar al tiro de esquina.

De seguido Jairo Arrieta que llegó de cambio de media vuelta disparó y de la línea de gol, Porfirio López evitó el 3-0 .

Pérez no se entregó y en el 87 un servicio al área herediano lo pescó de cabeza Pablo Azcurra para lograr el descuento generaleño.

El agua les complicó mucho las cosas a los dos equipos en el Rosabal Cordero. Foto Melissa Fernández
El agua les complicó mucho las cosas a los dos equipos en el Rosabal Cordero. Foto Melissa Fernández

Herediano se cuidó bien y el Pelicano por segunda ocasión con el Team logra llegar a 12 mejengas al hilo sin perder.