Juan Carlos Rojas ya no es el mismo y toma un poco de distancia de Saprissa, pues considera que hay un grupo de trabajo sólido y capaz que puede encargarse de las cosas del club sin él estar metido en todo, aunque sigue siendo el que manda en la Cueva.

Juan Carlos está feliz con lo que ha visto de su equipo en las primeras dos fechas del torneo de Apertura. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Juan Carlos está feliz con lo que ha visto de su equipo en las primeras dos fechas del torneo de Apertura. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Antes era común verlo en la presentación de los jugadores, una que otra conferencia de prensa para hablar de temas de mercadeo o bien defendiendo al club en la situaciones polémicas, pero ahora el que quiere saber día a día lo que piensa Rojas deberá abrir una cuenta de Twitter y seguir el perfil @presimorado.

"Estoy ilusionado, lleno de esperanza y con ganas de arrancar de la mejor manera para alzar la copa, que siempre es el objetivo", Juan Carlos Rojas, presidente morado.

Rojas conversó con La Teja y explicó cómo ve al club ahora que está un poquito más lejos.

–¿Por qué lo hemos visto un poco alejado?

No sé si es una decisión explícita, pero hay dos cosas. Primero, hay una estructura en Saprissa muy fuerte, hay gerencias establecidas y ahora el proceso que costó tanto llevar en un inicio porque había tanto qué hacer se ha consolidado mucho, también a título personal tengo otros proyectos que había dejado de lado y otros que estoy implementando entonces el porcentaje de tiempo mío ha bajado un poco y hay gente de primer nivel en Saprissa que perfectamente puede ser vocero y representar al club en diferentes temas.

El presidente también tiene un rol para temas estratégicos, institucionales de alto nivel y por supuesto que lo seguiré cumpliendo, pero no tengo porqué estar metido en todo.

–Ahora solo habla por Twitter. ¿Cómo se enamoró de esa red social?

Twitter me encanta como herramienta y como medio de comunicación porque le permite a uno dar a veces un punto de vista muy directo sin tener que ir a una conferencia de prensa o llamar a un medio para una aclaración u opinión, sí me gusta y creo que es una red social eficiente para transmitir esas opiniones o aclaraciones.

–Por ahí se desahogan los aficionados. ¿Cómo lo maneja?

Sí, claro, esa interacción siempre está y además con la pasión del fútbol uno sabe que dependiendo del momento puede haber reacciones más positivas o más negativas y que también hay aficionados de los equipos rivales, pero en general creo que la interacción es positiva y que el presidente esté activo es muy bueno.

–¿Qué pasó en ese intento fallido por llegar a ser director del Comité Ejecutivo de la Federación Costarricense de fútbol?

¿Qué pasó? Que no se obtuvieron los votos, no sé qué más decirle.

–Pero el grupo que lo respaldaba estaba muy seguro de ganar. ¿Lo tomó por sorpresa que la Liga de Ascenso apoyara al otro candidato (Jorge Hidalgo)?

(Suspira) No sé si sorpresa porque uno tampoco puede garantizarse nada hasta el día de una elección, eso sucede en cualquier elección política, ya uno sabe, uno no es nuevo en esto para confiarse, entonces no sé si fue sorpresa, pero sí creo que había cierta dirección y ciertas indicaciones que al final no se cumplieron.

–¿Volvería a intentarlo?

No creo, mi aspiración personal o meta no era ni ha sido llegar a la Fedefútbol, esto se dio de una manera circunstancial porque hubo un miembro que renunció y que era miembro de la junta directiva del Saprissa (David Gutiérrez), quien por razones personales y profesionales salió del país.

Lo lógico era que un miembro de la Unafut sustituyera a un miembro de la Unafut y en un mundo ideal que alguien del Saprissa sustituyera a alguien del Saprissa, entonces un compañero me pidió que me lanzara,  les pregunté a otros compañeros si les parecía buena idea, lo pensé y me lancé. 

–¿Cómo valora el inicio del torneo en la parte administrativa?

Yo creo que bien, siento que tenemos un equipo más profundo que el torneo anterior, pienso que hubo buena planificación y más allá del ruido externo, en la directiva y dirección técnica sentimos que el equipo se armó correctamente y estoy ilusionado, lleno de esperanza y con ganas de comenzar de la mejor manera para alzar la copa, que siempre es el objetivo.

–¿Por qué hay tanta gente detrás de los estados financieros de Saprissa?

No sé, pero estoy muy tranquilo porque primero que todo Horizonte Morado, dueño del 70% del Saprissa, desde un inicio agarró una brasa; Saprissa estaba en una espiral negativa y requería un grupo comprometido en tiempo y temas financieros y se les ha demostrado a los socios minoritarios que Horizonte Morado tiene ese compromiso. 

Son la minoría de la minoría que sacan algunos argumentos de deudas y la mayoría son que existían o por emergencias con la Caja, Fodesaf, IMAS, etc. Horizonte morado como socio mayoritario ha tratado de ser muy buen socio y lo hemos demostrado. Hoy las acciones de esos socios minoritarios valen más que el día que entramos y eso lo vamos a ver en la asamblea que va a ser próximamente.

Es una lástima que la asamblea se haya atrasado porque eso le ha dado cabida a esos poquitos para que creen ese morbo.

–¿Por qué entonces no salen de eso?

Vamos a salir de eso, el día de la asamblea vamos a ser totalmente transparentes, ya que se atrasó vamos a mostrar estados financieros frescos, vamos a salir de eso pronto y los accionistas van a estar muy satisfechos.