Extécnico se divorció de Rocío Carranza este martes

Por: Franklin Arroyo 16 noviembre
El español ha pasado en los últimos años por dos cánceres, diagnosticado con mal de Parkinson y ahora un divorcio. Foto: Albert Marín.
El español ha pasado en los últimos años por dos cánceres, diagnosticado con mal de Parkinson y ahora un divorcio. Foto: Albert Marín.

El técnico español Juan Luis Hernández Fuertes duró casado tan solo 22 días, tal y como él le confesó este miércoles a La Teja.

Hernández indicó que este martes firmó el divorcio, tras casarse con Rocío Carranza el pasado 25 de octubre en Cartago.

Según el técnico, él se siente maravillosamente bien porque logró parar el error a tiempo.

En medio de la situación que le permitió conseguir el divorcio, el español explicó que su exmujer tiene medidas cautelares.

Según Juan Luis, Carranza no puede acercarse a él, ni hacer ningún tipo de manifestación por teléfono o en redes sociales”, expresó.

El español detalló que las medidas se deben a violencia doméstica, pero no quiso ampliar.

La boda civil entre Juan Luis Hernández Fuertes y Rocío Carranza fue oficiada el 25 de octubre por el conocido abogado Belisario Solano.
La boda civil entre Juan Luis Hernández Fuertes y Rocío Carranza fue oficiada el 25 de octubre por el conocido abogado Belisario Solano.
Duros momentos

En los últimos años, Hernández Fuertes ha superado dos tipos de cáncer, uno en el colon y otro en la próstata. Además, durante el proceso de recuperación, le diagnosticaron mal de Parkinson, en junio del 2016.

"El cáncer o te mata o se muere porque uno lo puede contrarrestar, pero el Parkinson es un enemigo invisible y no sabes cómo luchar contra esta enfermedad. Es peor que luchar contra dos tipos de cáncer al mismo tiempo”, relató Juan Luis en una entrevista a La Nación, en enero de 2017.

Para colmo de males, el pasado 16 de junio, Hernández sufrió un accidente de tránsito en La Lima de Cartago, donde se llevó un bombazo y un buen susto, aunque afortunadamente no resultó herido.

Ahora lo sorprende un divorcio con tan solo 22 días de casado, aunque mantiene su actitud positiva, pese a todas las dificultades que ha tenido que afrontar en los últimos años.

En el ámbito deportivo, Hernández Fuertes llegó al país para dirigir a Ramonense en 1986, equipo al que siempre le ha guardado mucho cariño. Luego dirigió al Cartaginés y al Herediano, club con el que quedó campeón en la temporada 92-93, entre otros. También fue presidente y técnico del Orión y dirigió por un breve período a la Tricolor, con la cual logró un recordado empate 3 a 3 ante México, en el estadio Azteca, el 9 de noviembre de 1997.