La señal de Dixon fue muy clara, este miércoles el atacante tapó boquitas. Foto: José Cordero.
La señal de Dixon fue muy clara, este miércoles el atacante tapó boquitas. Foto: José Cordero.

A todo pato le llega su hora y Wilmer López sumó su primera derrota como técnico de Alajuelense este miércoles, luego de caer 2-1 ante el Santos de Guápiles.

Siete jornadas duró el invicto del Pato López, a quien en esta ocasión no le salieron las cuentas y se fue derrotado del estadio Ebal Rodríguez con toda justicia, primero porque el rival fue mejor y segundo porque se había adelantando con un penal inexistente.

El árbitro Steven Madrigal le compró a Bryan "Yitan" Jiménez como falta, una jugada que apenas fue un roce con el joven Alexis Gamboa y que a los dos minutos de juego Jonathan McDonald transformó en gol.

La injusticia se niveló pronto, porque a los seis, Cristhoper Meneses regaló la pecosa saliendo de manera muy descuidada y sobrada, por lo que Osvaldo Rodríguez lo madrugó y se fue solo al área, donde se la sirvió a Wilmer Azofeifa, que venía cerrando la pista.

Los manudos no pudieron frenar el fútbol y la picardia de Wilmer Azofeifa. Foto: José Cordero.
Los manudos no pudieron frenar el fútbol y la picardia de Wilmer Azofeifa. Foto: José Cordero.

Los locales, que venían de recibir ocho goles en dos juegos, fueron el equipo combativo y ordenando que se conoce y los pupilos de Johnny Chaves tuvieron las mejores opciones y apedrearon el rancho erizo por casi todo el primer tiempo.

Con un Wilmer Azofeifa muy fino, de la mano del Pato Rodríguez, López no tuvo cabeza para ver cómo frenaba a sus dos tocayos, el de nombre y el de apodo.

El pepino del triunfo llegó para el cuadro que más lo pulseó a los 68 minutos, cuando un pase a profundidad le cayó a Kenneth Dixon en el área y le cambió el remate de palo al portero Adonis Pineda.

Al parecer, el pepino tuvo tintes de revancha para el atacante, porque se fue haciendo la señal de silencio hacia los alajuelenses, equipo que lo envió dos veces de préstamo, por considerar que no lo necesitaba y este miércoles fue su verdugo.

La derrota envía a Alajuelense al cuarto lugar con 21 puntos, uno menos que Pérez Zeledón, que es el nuevo dueño del tercer lugar con 22 unidades.