Más de un morado tendrá pesadillas esta noche con Steven Williams porque les hizo pasar un mal rato en el Juan Gobán.. Fotografía José Cordero
Más de un morado tendrá pesadillas esta noche con Steven Williams porque les hizo pasar un mal rato en el Juan Gobán.. Fotografía José Cordero

El delantero de Limón F.C., Steven Williams llegó este domingo a jugar la mejenga contra Saprissa con la advertencia de que tenía que volver al gol y cumplió.

"Estaba peleado con el gol, pero gracias a Dios se dio", Steven Williams.

Williams se aprovechó de un fallonazo de Yostin Salinas y se bailó a Henrique Moura para liquidar de zurda a un Aarón Cruz, que se tiró pero solo para ver más de cerca cuando entraba la pecosa por tercera vez en su marco.

"Había que trabajar lo que planteó el profe y hacerle caso, uno solo acata indicaciones y gracias a Dios ganamos. Sentía muchas ansias porque estaba peleado con el gol, pero gracias a Dios se dio", confesó el delantero.

"Es correcto (ojalá sea el fin de la mala racha), así me lo recalca todo el mundo, me dicen que tengo que anotar", agregó.

El pepino se lo dedicó a su compañero Jeikol Peterkin que estaba este domingo de cumpleaños, así como a Dios.

Williams salió exhausto, ya que le tocó "chocar" durante los 90 minutos contra el muro defensivo de los morados, solo tuvo un descanso al final cuando el técnico Horacio Esquivel metió a Keyder Bernard adelante y bajó a Steven.

"Es importante el triunfo más que todo porque estamos en casa. Respetamos a Saprissa porque jugó muy bien", señaló.

Dicen que portero sin suerte no es portero y este domingo a Dexter Lewis no le faltó. Fotografía José Cordero
Dicen que portero sin suerte no es portero y este domingo a Dexter Lewis no le faltó. Fotografía José Cordero

William junto al portero Dexter Lewis fueron las principales figuras del partido contra el Monstruo. Este resultado pone a la Tromba del Caribe como tercero en la tabla de posiciones del apertura 2017.