Las entradas del juego eliminatorio contra Trinidad y Tobago del pasado ocho de junio estuvieron disponibles casi tres semanas. Foto: José Cordero
Las entradas del juego eliminatorio contra Trinidad y Tobago del pasado ocho de junio estuvieron disponibles casi tres semanas. Foto: José Cordero

Las entradas para ver el partido entre Costa Rica y México se agotaron en cinco horas. 

La polémica se encendió este lunes por la mañana cuando salieron a la venta los boletos para la mejenga del 5 de setiembre, en el Estadio Nacional.

De la misma forma que ocurrió hace cuatro años antes del duelo ante los Estados Unidos el 9 de setiembre del 2013, la afición se volvió loca y colapsó el sitio web de la empresa Specialticket, donde desde aquella época se venden los boletos.

Conseguir entradas para la mejenga entre Costa Rica y México ha sido un verdadero calvario para muchos aficionados que se quejan en redes sociales al no poder lograrlo por lo que consideran "un mal servicio y poca capacidad de atención de la empresa". 

300.000 personas proyectan en la empresa que visitaron su página este lunes

Róger Brenes, director de la empresa, asegura que estas acusaciones son infundadas dado que durante toda la mañana y tarde del lunes han vendido entradas, lo que pasa es que como se mete tanta gente a la vez a la página hay que esperar un poco.

"El corte que le pasamos a la Federación es que quedaban solo 5.500 boletos al mediodía (ya no hay). Si la página estuviera caída o mala como dicen y nos quedaran 20.000 entradas entonces uno vería que pasa algo, pero no es el caso", respondió Brenes a La Teja.

El empresario destacó que desde la mejenga ante los gringos no pasaba algo similar; en aquella ocasión vendieron las entradas en tres horas y media e ingresaron a la página unas 350.000 personas. Para esta vez proyectan números similares.

Los precios
Los precios de las entradas para el duelo ante México son: ₵10.000 sol, ₵20.000 sombra y ₵25.000 preferencial.

"Imagínese que solo en los primeros cinco minutos que salieron a la venta había 40 mil personas en el sitio, la página no es que se cae, sino que se pone un poco más lenta, entonces a la gente le toca tener paciencia", indicó.

Según las cifras que manejaban en Specialticket, un 70% de los boletos se venden desde su sitio web, lo que genera que tanto tráfico complique un poco las cosas. Para casos como estos se preparan con servidores adicionales, indicó Brenes.

Las quejas también van dirigidas al centro de llamadas de la empresa donde no contestan el teléfono. Ante la urgencia, muchos se han lanzando a comprar en puntos de venta que según la empresa son el 30%. Ahí se vieron largas filas.

"Eso es como que haya una puerta por la que quieren entrar diez personas al mismo tiempo, al rato lo pueden hacer, pero toca tener paciencia. El estadio tiene capacidad para 35.000 personas y 300.000 están en la página buscando boletos. Es claro que no todos van a conseguirlo", destacó.

Por persona solamente pueden comprar un máximo de cinco entradas por el pago que sea, ya sea por tarjeta de crédito o efectivo. En la compra queda un registro de la cédula del cliente para que no repita. El viernes pasado hubo una preventa para los clientes del banco Scotiabank.

Para Brenes lo que puede suceder con algunas personas que se quejan por el servicio es que hay frustración de no conseguir entradas, esa misma que se apoderó de las redes sociales este lunes.