A Cordero no le luce la quejadera contra los árbitros. John Durán
A Cordero no le luce la quejadera contra los árbitros. John Durán

José Luis Cordero, volante de Alajuelense, la sacó del estadio al decir que la Liga cayó 2-1 ante el Santos, el miércoles por la noche, por culpa de "los hombres de negro", pero no los de la película de Will Smith, sino los árbitros de la mejenga.

Quién sabe cuál partido vio Chama, porque más bien el central, Steven Madrigal, ; les regaló el único gol que hicieron los manudos, al pitar un penal contra Bryan "Yitan" Jiménez, ; que no existió.

Cordero debería aprender del técnico Wílmer López, quien dijo que el arbitraje no influyó y que no había nada de qué quejarse.