Lo que inició como un viaje para festejar la clasificación de Costa Rica al Mundial de Rusia 2018 se convirtió en una verdadera pesadilla para 150 costarricenses que viajaron hasta Panamá para apoyar a la Sele en su última mejenga de la eliminatoria ante los canaleros.

El grupo está chivisima porque tuvieron que pasar más tiempo del que esperaban en Panamá, debido a que sus vuelos se atrasaron.

Carolina Castillo, una de las aficionadas que perdió la cabeza ante esta situación, explicó que ella y otros costarricenses estuvieron dentro del aeropuerto panameño por casi 8 horas, tiempo en el que no pudieron comer nada.

“Estamos en el aeropuerto Panamá Pacifico. Estamos aquí desde la la una de la tarde, el vuelo salía a las cuatro de la tarde (horas panameñas. Panamá tiene una hora más que Costa Rica) en una aerolínea que se llama Air Costa Rica, pero aparentemente el avión tiene un defecto, lo mismo que pasó cuando veníamos en ruta San José-Panamá. Hay dos vuelos programados para un total de 150 ticos”dijo molesta la mujer.

Castillo dijo que este no ha sido el único incidente, pues vivieron una situación muy similar cuando apenas iban a salir hacia tierras canaleras. No obstante, según ella, este último caso fue la gota que derramó el vaso.

“Cuando veníamos de San José a Panamá nos retrasaron el vuelo seis horas, no nos decían nada y había gente que había dormido en el aeropuerto el día anterior, por lo que a ellos les dieron nuestro vuelo como si nosotros hubiéramos tenido la culpa de eso”, añadió.

Los representantes de Air Costa Rica indicaron que en estos momentos el primer grupo de costarricenses ya esta por llegar al país, por lo que calculan que el segundo grupo estaría llegando a territorio nacional a eso de las 11 p. m.

En cuanto al retraso, la empresa indicó que todo se debió a una falla falsa que reportó el avión por medio de una luz de emergencia, lo que los obligó a mantener la aeronave en tierra y activar el protocolo correspondiente, por lo que tuvieron que utilizar otros dos aviones para traer de vuelta a los aficionados ticos.