Actriz hasta les agradeció a los guionistas por escribirla

Por: Mundo Deportivo, España 17 julio
La actriz Emilia Clarke confesó que tuvo que recurrir al alcohol para grabar la escena de sexo. Tomada de Trome
La actriz Emilia Clarke confesó que tuvo que recurrir al alcohol para grabar la escena de sexo. Tomada de Trome

La actriz Emilia Clarke siempre ha confesado que rodar desnudos y escenas de sexo no era la parte más fácil de su trabajo y que ella quería ser conocida por sus interpretaciones, no por sus “pechos”. De hecho, una de sus últimas apariciones sin ropa en "Juego de Tronos" fue en el cuarto capítulo de la sexta temporada y aseguró que para rodar la escena tuvo que recurrir al alcohol porque le daba mucha vergüenza.

No obstante, hay una escena de sexo que sí le gustó rodar y que incluso agradeció a los guionistas de la serie. “Lo cierto es que fui a dar las gracias a David Benioff y Dan Weiss. Fue como ‘Esta es la escena que estaba esperando’”, según explicó a la revista ‘Elle’.

La secuencia en particular fue el encuentro sexual que hubo entre Daenerys y Daario Naharis, después de que él se le declarara. En esa escena fue Khaalesi la que llevó la iniciativa durante el acto, justo al contrario de lo que ocurría durante la primera temporada con Khal Drogo, al cual estaba sometida.

La actriz también confesó que, durante estos años, ha recibido muchos comentarios negativos por rodar este tipo de escenas subidas de tono y que los que más le han afectado han sido los que venían de otras mujeres.

“Recibí muchas críticas por hacer escenas de sexo y desnudos, lo cual, en particular, es antifeminista. El problema son las mujeres que odian a otras mujeres. Eso es triste, así que fue como una maravilla tener una escena así”, dijo.

De momento no se sabe si en la séptima temporada Daenerys vivirá otro momento picante como el que tanto le gustó.