El pastor y cantante estará incapacitado hasta enero del próximo año

Por: Ileana Vargas Hace 6 días

El cantante cristiano Kike de Heredia se llevó un gran susto de salud y por eso decidió alejarse de los escenarios por lo que resta de este mes de diciembre.

El conocido trompetista contó que el domingo pasado iba para la cocina de su casa cuando de pronto se desplomó.

"Yo no recuerdo mucho. Solo sentí como que me apagaron la luz y luego un golpe en la cabeza", detalló.

Kike se dio a conocer tocando música charanga y luego lo dejó porque se convirtió al cristianismo. Foto Rebeca Arias.
Kike se dio a conocer tocando música charanga y luego lo dejó porque se convirtió al cristianismo. Foto Rebeca Arias.

El también pastor se desmayó y lo atajó el suelo, su esposa fue quien lo encontró inconsciente y sangrando.

Al caer, el músico se golpeó la cabeza con un muro, lo que le provocó una herida en la cabeza y en la boca.

El susto fue enorme, nadie sabía qué había pasado y por eso jalaron soplados para el hospital.

En el centro médico le realizaron todos los exámenes y, afortunadamente, todos salieron bien. Eso sí, lo incapacitaron por un buen tiempo, así que regresará al trabajo hasta enero del próximo año.

"Querían hacerme unas puntadas en la cabeza, pero a mi esas cosas de coserme no me gustan, yo sé que con lavarse bien las heridas con agua y jabón sanan rápido", expresó.

Además, está bajo los estrictos cuidados de su esposa, quien lo chinea al máximo para que logre recuperarse muy pronto.

Kike comentó que desde hace un tiempo padece de vértigo ya que el estar tantos años expuesto a fuertes sonidos por los conciertos que ofrece le provocaron un daño en el oído derecho.

"El problema del vértigo, sumado al cansancio por tanto trabajo, fueron los responsables del desmayo. Estuve en California por dos semanas y aquí viajo de un lado para otro, hasta ocho horas de viaje en carro. El doctor me dijo: '¡O se toma tiempo para descansar o el Señor lo va a descansar!' (risas). Entonces mejor hay que hacerle caso al doctor y al Señor, quien a veces nos manda un alto en el camino para que veamos lo que estamos haciendo", indicó.

El músico detalló que, aunque tenía una agenda llena de compromisos laborales en este mes, tuvo que cancelarlos todos.

"Los pastores donde tenía compromisos son muy amigos míos, así que ellos entendieron y acomodamos los pendientes para inicios del 2018", mencionó.

Kike cumplirá este 15 de diciembre 50 años de hacer música, por lo que esperamos que pronto esté puras tejas y sume más tiempo en los escenarios.