El matrimonio infantil en India podría estar cerca de su final. AFP
El matrimonio infantil en India podría estar cerca de su final. AFP

El Tribunal Supremo de India sentenció que las relaciones sexuales con una esposa menor de 18 años son una violación.

Por un lado, la ley de ese país consideraba que cualquier acto sexual con una menor de 18 años, con o sin consentimiento, es un delito de violación, pero, por otra parte, hacía una excepción permitiendo relaciones sexuales dentro del matrimonio, siempre y cuando la esposa tuviera al menos 15 años.

“El Supremo dijo que diferenciar entre menores solo sobre la base de que haya un matrimonio no es posible”, indicó Vikram Srivastava, responsable de la organización Pensamiento Independiente.

Activistas señalaron que la decisión es un paso importante para el final del matrimonio infantil.

“Los derechos humanos de una niña están vivos y coleando, esté casada o no, y merecen reconocimiento y aceptación” , señalaron los jueces Madan Lokur y Deepak Gupta.

El matrimonio infantil es una práctica habitual en India, especialmente en comunidades rurales. El gobierno estima que en esas zonas la tasa de enlaces con menores es tres veces mayor que en las ciudades.

La socióloga Ranjana Kumari celebró la decisión judicial señalando que eliminó un punto conflictivo en las leyes del país. Según el censo gubernamental de 2011, el porcentaje de bodas con menores de 18 años era del 47%.

Lalitha Kumaramangalam , expresidenta de la Comisión Nacional de la Mujer, apuntó que la decisión “actuará como medida de disuasión para los padres” , mientras que la directora de Human Rights Watch para el sur de Asia, Meenakshi Ganguly, dijo que el fallo podría ayudar a terminar con la práctica del matrimonio infantil.