Por: New York Post 13 agosto

 "Hacienda Villa" es un  edificio de tres  pisos  ubicado en  Brooklyn Brownstone, en Nueva York, que es toda una sensación, debido a que se convirtió  en un  refugio para el sexo. 

Catorce personas, entre los 21 y los 45 años de edad, residen en el lugar donde todos disfrutan de un estilo de vida que promueve relaciones románticas con múltiples parejas.

Treinta personas más están en la lista de espera para alquilar una  de las  14 habitaciones que tiene la estructura. 

Las fiestas temáticas son una sensación entre los inquilinos. Tomado de New York Post.
Las fiestas temáticas son una sensación entre los inquilinos. Tomado de New York Post.

Hay varias reglas que los compañeros de casa deben seguir al  pie de la  letra. Una de  ellas es que no pueden tener relaciones sexuales con su pareja.

La regla es "una manera de eliminar el drama y el conflicto", dijo Andrew Sparksfire, de 45 años, quien creó el concepto de Hacienda Villa.

Los residentes llevan sus parejas y pueden intercambiar sus parejas por una noche con los otros compañeros del edificio.

Otras reglas incluyen: no traer niños, ni mascotas y que los compañeros deben tener por lo menos 21 años.

Residencia  poliamor

Sparksfire, un inversionista inmobiliario compró la casa en 2013 y decidió convertir el lugar en una residencia comunal poliamor donde los invitados podían participar de orgías y de juegos sexuales.

"Mi casa se había convertido en un centro para la cultura sexual. Así que tomé ese estilo de vida de las fiestas sexuales e hice un lugar donde la gente viva 24/7",  explicó.

Los inquilinos pagan entre $850 (cerca de medio millón de colones) y $ 1.650 (casi un millón de colones) por mes de alquiler (sin incluir servicios públicos), dependiendo del tamaño del dormitorio y si incluye o no un baño en la suite.

La mayoría de los "miembros", como prefieren ser llamados, se consideran poliamorosos, o sea, que están en relaciones románticas y sexuales con más de una persona.

Los inquilinos viven relax tendro de su refugio de amor. Tomado de New York Post.
Los inquilinos viven relax tendro de su refugio de amor. Tomado de New York Post.

"Me encanta que mi novia tenga muchos compañeros. No quiero que mi pareja se sienta descuidada, así que colectivamente podemos proporcionarle el amor que ella merece", expresó Play, uno de los inquilinos,  quien enseña una variedad de clases como "Kink Play Lab" y "Sex Science Social" en el sótano de la casa. 

Play tiene  novia, pero en ocasiones se aventura con otros hombres.

Bien equipados

El patio trasero del edificio tiene una tina, tubo para bailes y una fogata.

Hay una biblioteca sexual  y las paredes están llenas de fotos de mujeres desnudas. Hay látigos de cuero y botellas de alcohol en forma de pene  por todo el apartamento.

Trato de crear un ambiente para que cuando la gente pase por la puerta se sienta cómoda al quitarse la ropa”, dijo Sparksfire.

Cada solicitante de la casa debe pasar por un período de prueba de 60 días y su ingreso  se aprueba mediante una votación de los miembros. 

Los principiantes son alentados  a asistir aunque sea a  una de las fiestas sexuales temáticas de Hacienda Villa. Estos eventos suelen costar entre $20 (¢11 mil) y $50 (¢28.500) por persona y suelen venderse en menos de cinco minutos. Sparksfire dijo que recibe miles de solicitudes para asistir a los eventos. 

La casa está bien equipada para dar placer al máximo. Tomado de New York Post.
La casa está bien equipada para dar placer al máximo. Tomado de New York Post.

La casa se enorgullece de ser "una incubadora para la educación sexual" y los compañeros de cuarto se turnan para dar clases sobre sexo. Las clases se llevan a cabo varias veces a la semana y están abiertas al público por un precio que varia entres los $10 (¢5.700)  a los $50 (¢28.500). Entre el plan de estudios se encuentran "Sex Hacking Play Lab", "Cómo lanzar una fiesta sexual" y "Gender Fluid Tango".

"Squirting Play Lab"es muy popular, ya que el profesor Play les enseña a los estudiantes sobre  cómo hacer que  las mujeres  logren orgasmos. La lección incluye una demostración en vivo junto a otro profesor.