Daniel se dio a conocer en televisión tras formar parte del programa Combate de canal 11. Cortesía Daniel Carvajal, Fotos: Carlos Campos
Daniel se dio a conocer en televisión tras formar parte del programa Combate de canal 11. Cortesía Daniel Carvajal, Fotos: Carlos Campos

Cuando estaba pequeño, Daniel Carvajal soñaba con ser futbolista porque la bola fue siempre fue su mejor amiga. Sin embargo, conforme fue creciendo y entró al mundo de la farándula ese sueño cambió.

El modelo, preparador físico y participante de la nueva temporada de "Dancing with the stars", sueña ahora con seguir trabajando en tele y, ¿por qué no?, con llegar a ser presentador.

Este vecino de Barva de Heredia, empezó a darse a conocer cuando apenas tenía 20 años al incorporarse al grupo de baile No Angel. Eso fue en el 2004 y la agrupación coreográfica terminó siendo una de las más populares en las actividades para mujeres.

En aquel tiempo también trabajaba como operador en la empresa Intel, pero descubrió que por medio de su belleza física y de sus movimientos podía seguir ayudando económicamente a su casa, así que decidió renunciar.

Luego de participar en el programa Combate, de Repretel, ganó aún más popularidad y ahora es uno de las 10 famosos que luchan por el gran trofeo de "Dancing with the stars", de canal 7.

La Teja habló con él para refrescar detalles de su vida y de su llegada al mundo de los "famositicos".

–¿Cómo fue que se inició en el modelaje?

–Toda la vida hice actividad física, jugué en las ligas menores de Heredia porque mi sueño era jugar fútbol. A los 18 años empecé a hacer pesas para verme bien y sentirme más seguro y en la actividad física encontré una pasión. Después se me dio la oportunidad de empezar a trabajar para algunas marcas y mientras trabajaba en Intel también salió lo de formar parte del grupo No Angel y así me la pasé cuatro años, trabajando en las dos cosas.

–¿ Qué recuerda que esos inicios como modelo y bailarín?

– Definitivamente me cambió la vida, el hecho de verme distinto, con más músculo, acarreaba las miradas de las chiquillas, porque uno como güila eso era lo que quería, que me dieran pelotilla. Ya después vi que bailando y como modelo me ganaba mi platica y que igual podía ayudar a mi casa, que para mí eso era muy valioso, y fue cuando decidí dedicarme sólo a esto.

A Dios gracias se dio la oportunidad de ingresar a Combate, donde estuve dos años y medio. Ya después de salir del programa es cuando decido emprender mi carrera de empresario. Ahora tengo tres empresas: la productora de eventos, Extreme Cardio (clases de ejercicios) y Mascotas Nazareno (veterinaria).

Carvajal es novio de la también modelo Kimberly Loaiza con la que tiene cerca de seis años de relación. Cortesía Daniel Carvajal, Foto: Carlos Campos
Carvajal es novio de la también modelo Kimberly Loaiza con la que tiene cerca de seis años de relación. Cortesía Daniel Carvajal, Foto: Carlos Campos

–¿Qué ha sido lo más feo de estar metido en este mundo de la farándula?

– Para mí el perderme actividades familiares importantes, sé lo que es perderme bautizos de sobrinos, fiestas de cumpleaños de mis hermanos. Eso ha sido lo más difícil porque en esas fechas nos tocaba quizá ir de gira con el grupo o ir hacer algún evento.

 –¿Qué ha logrado gracias a su carrera?

–En aquel momento yo me desplazaba en bus o en taxi y me pude comprar una motico y anduve en moto seis años. Después decidí comprarme una (Nissan) Sentra, después cambié a un Honda, hasta lograr sacar un carro de agencia, algo que  siempre vi como un sueño. También he podido concretar viajes, sueños que yo tenía de ir a conocer Las Vegas, Orlando, Nueva York, Los Ángeles. Antes yo creía que eso solo lo podía hacer la gente de plata, pero descubrí que trabajando con mucho esfuerzo se puede cumplir.

– Ahora está en un nuevo canal y en un programa de competencias muy diferente al que estaba acostumbrado. ¿Cómo ha sentido la experiencia de estar en Dancing? 

– Todo ha sido muy bonito y me ha permitido la posibilidad de aprender no sólo de baile sino de aprender a escuchar, a manejar la presión y a conocer gente muy profesional.

–¿Cómo se ha sentido con su pareja de baile, Diana De la O?

–Supercómodo, somos personas muy parecidas, los dos somos muy exigentes y nos gusta dar lo mejor. En la primera gala siento que nos fue muy bien y ahí iremos mejorando con cada gala.

–¿Cuáles son sus metas futuras cuando termine su participación en Dancing?

– Yo siempre seguiré trabajando en mis empresas, siento que con Dancing voy a terminar de posicionarlas y consolidarlas un poco más. Me encantaría tener la posibilidad de seguir en televisión, llegar a ser presentador quizá o mantenerme dentro de Teletica Formatos.


Daniel espera seguirla pegando en televisión y que sus negocitos sigan creciendo. Cortesía Daniel Carvajal
Daniel espera seguirla pegando en televisión y que sus negocitos sigan creciendo. Cortesía Daniel Carvajal
Muy casero Muy romántico Futuro licenciado Bien comelón
Daniel es el tercero de cuatro hermanos varones. Toda su vida ha vivido en Barva y se considera un hombre muy casero y chineado.  Cuando anda en su carro la música romántica en español nunca falta, ese es su género favorito. El haber pasado metido en tantos bares bailando la música de moda lo hace escuchar música más tranquila cuando está solo. Carvajal está sacando la carrera de Administración de Empresas con énfasis en Mercadeo; sin embargo, este cuatrimestre no puede matricular para poder participar en Dancing. Las crepas de pollo, el arroz con palmito y el budín que prepara su mamá son sus favoritos. Eso sí, es de los típicos que hasta el agua se les quema porque ni un huevo duro sabe hacer.