"Me ha costado reponerme de una relación de noviazgo muy complicada. Mi novio fue una persona muy agresora, celosa y controladora, al final le terminé e incluso tuve que ponerle medidas cautelares, porque me amenazaba. Todo esto ya gracias a Dios pasó,  pero él me decía que era tonta, fea, que no servía en la cama y que nadie me iba querer. Esto me ha afectado mucho y tengo miedo de volver a empezar una relación y que me traten mal otra vez".

1. Estimada amiga, cuando se está en una espiral de violencia, las consecuencias son muchas, afectan la autoestima, la percepción que tenemos sobre nosotros mismos, nuestra seguridad interna y las palabras negativas del agresor muchas veces resuenan en nuestra cabeza una y otra vez.

2. Pero, permítase comprender algo, todo lo que este hombre expresó con respecto a usted son las palabras de una persona agresiva, por tanto, su argumento no tiene fundamento. Fue una persona tóxica, cuyas palabras son absurdas, en el tanto están cargadas de maltrato, por tanto, no son palabras a las que usted tenga que prestarles atención.

3. Claro, no es sencillo frente a toda esta situación. Usted tiene que comprender que llegó el momento de buscar ayuda para que le permita definirse como mujer, como persona y pueda mejorar su autoestima y salir adelante.

4. No le tenga miedo a la vida, mucho menos al amor, es momento de trabajar, ojalá en terapia, en la construcción de una nueva imagen personal que le ayude a sentirse nuevamente segura, inteligente, bella, capaz, porque estoy seguro que usted lo es.

5. Escondiéndose en sus miedos difícilmente usted va a salir adelante. Busque terapia, busque literatura, busque grupos de apoyo que hablen sobre autoestima, reconozca lo valiosa que es como mujer, abra bien los ojos, no se precipite, escoja mejor la próxima vez, y tome la vida con esperanza.