Rafael Ramos, psicólogo

Por: Rafael Ramos 17 julio

“Del 2000 al 2012 viví una depresión. Actualmente me siento bien, pero creo que quedan secuelas, porque mi estado emocional es muy susceptible y pierdo muy fácil el control ante cualquier situación que se me presente. Estoy agarrada de la mano del Señor para continuar. Perdí el deseo de limpiar mi casa, aunque estoy tratando de hacer el esfuerzo y compro cosas para limpiar, pero no lo hago y me preocupa mucho esta situación. Soy una persona trabajadora, nunca me casé y no tengo hijos”.

1. Cuando se tiene un historial de 12 años de depresión sería importante, ante la reaparición de estos síntomas, volver a consultar con los profesionales con los que manejó este periodo depresivo.

2. El hecho de que sienta poca motivación hacia el orden, ansiedad e incomodidad, o que tenga un conjunto de ideas que le causan desazón emocional es motivo suficiente para detenerse y revisar si se reactivó este proceso depresivo. Es importante que empiece a trabajar esto porque usted ya lo vivió y sabe que se necesita apoyo para salir adelante.

3. Además del tratamiento, la terapia o el apoyo médico-psicológico que podría recibir, usted sabe que debe sacar fuerzas de donde no hay para modificar aquellas conductas depresivas con disciplina, trabajo y constancia.

4. No solo debe preocuparse por volver a limpiar y ordenar la casa, así que quisiera preguntarle: ¿cuáles son sus actividades sociales?, ¿tiene amigos?, ¿cómo está su autoestima?, ¿usted abre espacios que le permitan fortalecer su salud emocional?, ¿tiene con quién hablar?, ¿usted es una persona que se deja ayudar? Tiene que empezar a revisar estos elementos y responderlos porque le van ayudar a crear un círculo de apoyo.

5. No es sencillo asimilar todo lo que le ha tocado vivir, pero encima de un diagnóstico de depresión están las decisiones que una persona pueda tomar. Usted puede configurar una nueva forma de ser y estar. A veces esperamos que otras personas estén en nuestra vida para ser felices, pero la felicidad es una conquista personal. Usted tiene todo lo necesario para trabajar este proyecto de salud emocional.

6. Es importante que no se encierre, ni llevar esto sola, porque de una otra forma esto puede lastimarla aún más. Ábrase, busque ayuda y gente con la que pueda hablar, compartir y salir.