María Amalia Matamoros, representante de Tiquicia en Miss Grand Internacional, concurso de belleza que se está llevando a cabo en Asia, sufrió un percance durante el desfile de traje típico.

Matamoros, quien también ha participado dos veces en Miss Costa Rica, desfilaba como parte de la competencia en traje de fantasía, un conjunto alusivo a las danzas de los Diablitos Borucas.

Segundos después de decir su nombre y el país al que representa, caminó hacia delante y se le resbaló el penacho (conjunto de plumas levantadas que tienen ciertas aves arriba de la cabeza) que lucía en su cabellera.

La miss, con bastante normalidad, logró agarrar el penacho con ayuda de su mano y, entre risas, continuó el desfile sosteniéndolo hasta terminar la pasarela... como si nada pasara.

La actitud de la modelo fue de agrado para el público, que le respondió entre aplausos por la manera en que manejó al situación.

María Amalia escribió en su cuenta de Instagram que todo en esta vida se trata de actitud.

Además, aseguró en una foto que subió que “no importa las circunstancias, lo importante es que siempre sonreí”.