Un ganso y un elefante se enfrentaron en una pelea al mejor estilo de Goku y Bills.

La épica riña fue en el estanque de un zoológico en Estados Unidos. Todo empieza cuando el ganso entra a darse un chapuzón y el elefante se enoja.

El grandote pretende espantar al ave con los movimientos de su trompa, sin embargo, este no tiene ninguna intención de perder y se avienta encima del gran animal. Durante varios minutos ambos se dan duro por el territorio, pero el ganso nunca se dio por vencido y decidió no salir del agua.