La medida no es definitiva si se cumplen ciertas condiciones

Por: Lucía Astorga Hace 6 días

La Navidad quedó suspendida hasta nuevo aviso para una familia australiana por el mal comportamiento de los más pequeños de la casa.

Una madre decidió envolver el árbol de Navidad en plástico para mostrar su inquebrantable resolución para cambiar la actitud de sus hijos antes de la llegada del 25 de diciembre.

En el árbol dejó una nota con un claro y amenazante mensaje para sus retoños: "¡La Navidad está cancelada ...por ahora!", según se observa en una imagen publicada por el sitio ABC Brisbane.

Para que Santa visite el hogar de la familia y los niños reciban sus regalos, estos deben cumplir una serie de condiciones como mejorar su conducta y pedir disculpas a su madre.

Este es el mensaje que dejó la madre para sus hijos.
Este es el mensaje que dejó la madre para sus hijos.

"Santa está muy molesto y yo estoy decepcionada", escribió la mujer quien dio una semana de tiempo a sus hijos para acatar sus demandas.