Por: Agencia AFP 19 junio
China no reconoce las uniones entre personas del mismo sexo, pero eso no impide que parejas como Ren y Zhu estén cerca de casarse. / AFP PHOTO / STR
China no reconoce las uniones entre personas del mismo sexo, pero eso no impide que parejas como Ren y Zhu estén cerca de casarse. / AFP PHOTO / STR

Emocionadas por la idea de ponerse pronto los anillos, Ren Weilian, de 26 años, y su compañera, Zhu Tiantian, se prueban los vestidos de seda amarilla que llevarán para darse el sí, aunque no sea de forma oficial.

"No es fácil organizar una boda lésbica aquí, ya estoy viendo que habrá muchos problemas. Pero estoy decidida a que tengamos también nuestra ceremonia", lanza Weilian.

El mes pasado, la decisión de la corte suprema de Taiwán de autorizar los matrimonios entre personas del mismo sexo -una primicia en Asia- no pasó inadvertida en China continental, donde medios oficiales y redes sociales dan cada vez más visibilidad a la comunidad homosexual.

Shanghái, que desde hace años funciona como laboratorio social, celebra en estos momentos su "gay pride", la única en China. El acontecimiento es mucho menos exuberante que los organizados en los países occidentales, pero ya alcanza a su novena edición.

Entre las webs de citas, la aplicación Blued, creada en China, reivindica un récord mundial de 27 millones de abonados LGBT.

El mes pasado, la corte suprema de Taiwán autorizó los matrimonios entre personas del mismo sexo. Foto AFP
El mes pasado, la corte suprema de Taiwán autorizó los matrimonios entre personas del mismo sexo. Foto AFP