Un perro Staffordshire Bull Terrier mató a su dueño, en el Reino Unido, cuando este grababa un documental sobre drogas.

El accidente se presentó luego de que el animal consumió crack accidentalmente.

Mario Perivoitos, dueño del animal.
Mario Perivoitos, dueño del animal.

Según explica la revista The Independent, el hombre sufrió cortaduras graves en cara y cuello, una extensa hemorragia y su laringe quedó destruida.

Varias personas, incluyendo un equipo de la BBC que estaba en el lugar trataron de separar al perro de la víctima, pero este se había aferrado al cuello del hombre de 41 años.

El hombre habría regresado a su casa después de las 10 p. m. consumió cocaína y después sufrió un ataque epiléptico que lo dejó tendido en la cama, momento que aprovechó el perro para atacarlo brutalmente.

Según los informes. "El perro había consumido, comiendo una dosis o respirando el humo, y es probable que haya sido un factor en su comportamiento".

Además el forense Andrew Walker reveló a Infobae que el perro posiblemente comió la droga y reaccionó cuando su dueño tuvo un ataque epiléptico. También dijo que el hombre había muerto debido a las heridas del ataque.