La empresa dice estar dispuesta a hablar con las autoridades

Por: Agencia AFP 13 octubre
FILE - In this Friday, Sept. 22, 2017 file photo, an Uber App is displayed on a phone in London. Uber has appealed the decision to deny it a new operating license in London. The ride-hailing app had until Friday, Oct. 13 to file an appeal, allowing it to continue operating while the case is heard. (AP Photo/Kirsty Wigglesworth, file)
FILE - In this Friday, Sept. 22, 2017 file photo, an Uber App is displayed on a phone in London. Uber has appealed the decision to deny it a new operating license in London. The ride-hailing app had until Friday, Oct. 13 to file an appeal, allowing it to continue operating while the case is heard. (AP Photo/Kirsty Wigglesworth, file)

La compañía estadounidense Uber, presente en 70 países, entre ellos Costa Rica, apeló este viernes la decisión de las autoridades de Londres de retirarle su licencia, insistiendo en que quiere dialogar.

“Esta mañana presentamos nuestro recurso contra la decisión sobre la licencia en Londres” ante un tribunal de Westminster, indicó Uber en un comunicado.

La primera comparecencia debería realizarse el próximo 11 de diciembre.

La compañía recuerda que puede seguir trabajando en las calles de la capital británica mientras el procedimiento judicial siga abierto.

“Si bien hemos interpuesto nuestro recurso (de apelación), lo que permite a los londinenses seguir utilizando nuestra aplicaciones, esperamos poder continuar con las conversaciones constructivas con Transport for London [TfL]”, indicó un portavoz de Uber.

El 22 de septiembre, TfL decidió no renovar el permiso de Uber para trabajar en la ciudad. La decisión tuvo una considerable repercusión en Londres, donde Uber afirma contar con cerca de 40.000 choferes y 3,5 millones de clientes.

La empresa norteamericana indicó inmediatamente que apelaría la decisión, pero esperó a la fecha límite para hacerlo.

Dara Khosrowshahi, director de la empresa, presentó sus disculpas por “los errores” de Uber y subrayó su voluntad de “trabajar con Londres para rectificar las cosas”.

En octubre viajó a Londres y participó en una reunión “constructiva” con el jefe de la autoridad londinense de transportes, según declararon ambos después del encuentro.

TfL justificó su decisión acusando a Uber de dejadez a la hora de denunciar delitos y de no verificar correctamente los antecedentes penales y los certificados médicos de sus conductores. La autoridad también criticó el uso de un programa que permite que sus conductores puedan evitar ser detectados en zonas donde no tienen derecho a trabajar.