Un accidente de tránsito en Tailandia fue de mal en peor y terminó con un abuelo de 72 años tirado en el piso, con su rostro ensangrentado tras ser noqueado de un solo puñetazo.

Colin Gerrard, un australiano pensionado que reside en ese país asiático, iba de camino a recoger a su hija de ocho años a la salida de la escuela cuando chocó contra el joven Sumet Rungratanapan, según informó el diario británido Mirror.

Luego de la colisión, el hombre de 72 años se dirigió a la cajuela de su carro y sacó un machete para enfrentar a Rungratanapan. Así quedó grabado por la cámara de un vehículo que venía detrás del automóvil de Gerrard.

El colérico australiano procedió a romper el parabrisas del joven de 28 años y el espejo en el lado del copiloto, antes de regresar a su carro y atropellar a Rungratanapan.

Posteriormente, ambos sujetos se vieron nuevamente las caras enfrente de un oficial de tránsito, cada uno explicó su versión de los hechos.

En un punto el joven comenzó a mostrar un video y a acusar a Gerrard frente al oficial, pero de pronto perdió la cordura y le mandó un izquierdazo que dejó al anciano tirado en el piso, noqueado y con su rostro ensangrentado.