Kenneka Jenkins, una joven de 19 años, se fue de fiesta el viernes 8 de setiembre por la noche al hotel Crowne Plaza en Rosemont, Illinois, Estados Unidos. Sorprendentemente, la chica apareció muerta el domingo 10 dentro de un refrigerador del hotel.

El viernes 8 de setiembre a las 11:30 p. m. la muchacha le dijo a su madre que iba a salir con unos amigos a celebrar el nuevo trabajo que consiguió en un asilo de ancianos; sin embargo, no le comentó nada de la fiesta en el hotel.

A la 1:30 de la madrugada de sábado la hermana de Kenneka se contactó con ella por mensajes de texto. Luego, una serie de videos captados por las cámaras de seguridad del hotel demuestran que en horas de la madrugada seguía con vida.

Según los videos, a las 3:20 a. m. la muchacha camina por los pasillos del hotel tambaleándose como si estuviera drogada o alcoholizada, sin saber lo que hace. Alrededor de las 4 de la madrugada sus amigos llaman a la madre de la joven, alegando que no la encontraban, pero que tenían en su poder algunas de sus pertenencias.

Cerca de las 5 de la mañana su madre, Teresa Martin, llega al hotel en busca de su hija, pero los encargados le dicen que no le pueden mostrar los videos sin una orden de personas desaparecidas. Cuando la señora logra conseguir la orden, comienza la búsqueda oficial a la 1 de la tarde.

El domingo al mediodía el cuerpo de la joven fue encontrado metido en un congelador de las instalaciones del hotel, que no se usaba para guardar comida, pero si mantenían encendido y vacío. Aún no se sabe quién encontró el cadáver.

Desde el incidente no se tiene clara la causa de muerte. Varias personas especulan en redes sociales que Jenkins confundió la puerta del refrigerador con la de un cuarto, otros dicen que se suicidó y hay versiones que aseguran que sus amigos dejaron que la violaran y mataran en el lugar, reproduce la página de Univisión.

Los videos se hicieron públicos luego de que su madre denunciara que la policía únicamente le mostró las grabaciones manipuladas, para que no se vea el asesino de su hija.