Un australiano de 71 años que vacacionaba en las playas de Tailandia decidió hacer parasailing en Kata Beach, sin imaginar que serían sus últimos minutos con vida.

Su muerte fue registrada por su esposa, quien lo filmó cuando él se preparaba para la aventura.

Luego de estar en el aire se aprecia cómo el hombre cayó a pesar del arnés que sostenía su cuerpo.

Los paramédicos lo trasladaron de manera inmediata al Hospital Patong, pero poco tiempo más tarde fue declarado muerto.

De acuerdo con los reportes de la policía, el cuerpo de Hussey presentaba unas marcas rojas causadas por el golpe del agua.

Se está a la espera de los resultados de la autopsia para determinar si murió ahogado o debido al impacto.

Por otra parte, tanto el instructor que acompañaba a Roger como el hombre que navegaba el bote fueron detenidos por haber conducido imprudentemente a la muerte del hombre.

Los integrantes del equipo de parasailing que estuvieron involucrados en el accidente fueron identificados como Rungroj Rakscheep, de 38 años, y el capitán del bote, Montien Chandeng, de 42, quienes dijeron a la policía que Roger Hussey jaló accidentalmente un gancho que desabrochó su arnés, lo que provocó que cayera.