Un fuerte aguacero y rayería azotan la capital.

Los primeros reportes del Instituto Meteorológico llaman a la precaución para evitar una accidente.

Varios cantones están afectados por la lluvia y la tormenta eléctrica.

Los sensores detectaron gran actividad esta tarde.