Por: Bella Flor Calderón 12 octubre
El Deportivo Saprissa tuvo un tropiezo en su casa la noche del miércoles y se aleja a ocho puntos del líder, el Herediano. Foto: Jeffrey Zamora
El Deportivo Saprissa tuvo un tropiezo en su casa la noche del miércoles y se aleja a ocho puntos del líder, el Herediano. Foto: Jeffrey Zamora

Igual que el año anterior ese equipo de Saprissa no juega a nada. Da pena ver la forma tan mala en que juegan y lo mal que nos representan en la Liga de Campeones de la Concacaf. Urge hacer cambios radicales. Si hace un año fue campeón fue únicamente por inspiración de los jugadores al final, pero ese equipo tiene mucho tiempo de no jugar a nada.

Henry Martínez Gallo

Psicólogos vulneran derechos a niños

Amarga vergüenza da el Colegio Profesional de Psicólogos de Costa Rica y el INAMU. El pasado 4 de octubre 2017 asistí a una actividad organizada por los primeros y denominada "Foro Académico. Reflexiones sobre parentalidades positivas y discusiones en torno al Síndrome de Alienación Parental”. Al concluir la actividad logré percibir que no fue en absoluto un foro académico y privó de las condiciones mínimas requeridas para lograr ser un foro académico en cuanto a estructura, abordaje del contenido y manejo del evento.

El pseudoforo fue integrado por cuatro charlistas que exponían el tema desde la misma ideología, sin contenido académico, en ausencia de los diferentes actores. En realidad fue un desesperado intento para revalidar el criterio ideológico del INAMU expuesto en el 2013, en relación a un tema muy preocupante que viven los niños ticos.

La alienación parental consiste en una serie de conductas mal manejadas durante la separación o divorcio. Uno de los padres mantiene alejados a sus hijos del otro padre promoviendo el desapego físico y afectivo.

Hay muchos psicologos, abogados y trabajadores sociales que coinciden que este comportamiento negativo existe y afecta a los niños, quienes desarrollan una actitud de protesta hacia la figura familiar ausente, lo que afecta el desarrollo normal de la conciencia del menor.

Llegué al evento con mucho brío y salí con mucho frío, pero no por el clima sino por la indolencia de un grupo de “profesionales” que ajustaron el foro a su conveniencia e irrespetaron a los participantes. Lo rescatable fue lo expresado por el juez Mauricio Chacón, el único panelista que, con conocimiento de causa y con información de primera mano, logró una posición analítica, crítica, objetiva, en procura de construir y no de destruir.

Rodrigo Orlich Soley