Tamaleada, villancicos, colachos y mucha alegría tuvieron los pacientes

Por: Bella Flor Calderón Hace 6 días

El Hospital México armó un tremendo fiestón navideño en la explanada del centro médico con tamaleada incluida y contagió del espíritu navideño a los pacientes con la bendición e iluminación del portal y el arbolito de Navidad.

Los tamalitos estaban pequeñitos para seguir las recomendaciones de la Caja. Foto: Flor Calderón.
Los tamalitos estaban pequeñitos para seguir las recomendaciones de la Caja. Foto: Flor Calderón.

Cumpliendo con las recomendaciones de la Caja, solo le dieron un tamal por persona, para no romper la regla de uno al día.

El director del centro médico, Douglas Montero, explicó que los tamalitos se hicieron saludables y chiquitos para compartir con los pacientes y familiares por cuarto año consecutivo.

Antes del banquete, el capellán del hospital, el sacerdote Guido Villalobos dio la bendición y destacó que la alegría de la Navidad es el nacimiento del Niñito, “el regalo más hermoso que Dios hizo a la humanidad”.

Las hermanas misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento se armaron de panderetas y guitarras para cantar villancicos a los pacientes y familiares que esperaban que diera inicio la agenda de actividades.

Luego de rezar el Padre Nuestro y el Ave María se hizo el conteo regresivo y se iluminó el espacio, desde los ventanales los pacientes miraron el espectáculo.

Un hermoso árbol de Navidad le dio mucho colorido y felicidad a los pacientes. Foto. Flor Calderón.
Un hermoso árbol de Navidad le dio mucho colorido y felicidad a los pacientes. Foto. Flor Calderón.

Las bandas de Cedes Don Bosco y de la escuela Otto Hübbe pusieron a todos a bailar con música navideña, demostrando el talento de los 150 músicos. Se tiraron clásicos navideños como "Los peces en el río".

Pacientes como doña Lorena Ramirez fueron afortunadas porque tuvieron el permiso del médico para tirarse el espectáculo en primera fila, ella está internada en el centro médico a la espera de una cirugía debido a un cáncer que la aqueja. La acompañaron sus hijas Viviana y Karla.

“Yo estoy muy feliz porque por mi cirugía, pensé que este año no iba a celebrar la Navidad, pero con el árbol y la banda estoy muy feliz” explicó.

El portalito no podía faltar en la fiesta navideña del hospital. Foto. Flor Calderón
El portalito no podía faltar en la fiesta navideña del hospital. Foto. Flor Calderón