Por: Padre Marvin Benavides 12 agosto
Padre Marvin Benavides, parroquia de Desamparados.
Padre Marvin Benavides, parroquia de Desamparados.

El vínculo con los padres, hermanos, abuelos y primos es el que marca el accionar en el presente de los menores, ya que lo que se vivió en la niñez y cómo se asumió en su momento determina la forma en la que se asumen las actuales relaciones con la familia.

Muchas veces no se logran entender las reacciones físicas y emocionales que se tienen en un determinado momento, las cuales están marcadas por la historia de la familia de origen, de las cuales la mayoría de las veces no se es consciente... y si no se logra liberar de los traumas adquiridos durante la infancia y adolescencia... se convierte la vida en un caos lleno de tristeza, incertidumbre y amargura arrastrando a toda la familia presente o futura.

Hoy lo invito a que se atreva a tomar la decisión de disfrutar de su vínculo familiar actual, luche por dejar atrás aspectos negativos que le han impedido disfrutar de lo que tiene, de sus relaciones actuales, recuerde que con lo que pasó lo único que se puede hacer, es perdonar y sanar heridas… lo que sí puede hacer es disfrutar de lo que en este momento tiene a su mano.

A continuación enumero diferentes aspectos para que pueda disfrutar de su familia:

1. Las personas con las que usted comparte el día a día, son su familia. Tome conciencia de esta situación y de lo que usted puede aportar a cada uno de ellos.

2. Hable con su familia, comuníquese, comparta con cada uno de ellos lo que piensa, siente, desea, anhela necesita, abra su corazón.

3. Escuche lo que cada miembro de su familia necesita, piensa o desea. Permita que su familia le abra el corazón.

Seguiremos con más consejos la próxima semana.