A la "mari" le salió competencia como si se tratara de una novela de esas donde las hermanas, primas o amigas resultan ser muy peligrosas.

Sucede que la llamada "marihuana sintética" no es marihuana. Ese es simplemente el nombre con el que quieren disfrazar una droga que hace mucho daño al humano. Quizás lo hacen para ocultar o suavizar  el término droga sintética, lo que es en realidad. 

Hablamos de la llamada K2, la misma que deja a la gente chinga o inconsciente y la pone a hacer el ridículo en público. Casos de esos hemos visto muchos en el país, sobre todo en meses recientes.

Según explicó Alexánder Gamboa, jefe del Programa Antidrogas de Ministerio de Seguridad, dicha droga fue creada en laboratorios de España y Hong Kong y ha tenido mucha aceptación en Centroamérica. "Resulta muy  agravante para la salud, produce un deterioro físico, psicológico y cognitivo en las personas  que pierden el conocimiento de lo que están haciendo; por ejemplo, se defecan, se desnudan,   no son conscientes de sus actos", dijo.

La relación de la marihuana con la K2 es el componente activo que poseen: el tetrahidrocannabinol (thc). "Lo que hicieron fue que le sacaron a la mata del cannabis (de donde se produce la marihuana)  la síntesis química, que es la parte que provoca las alucinaciones, pero de forma sintética. Eso no es marihuana y es peligrosísima", explicó el experto. 

Desde el punto de vista económico, tres gramos de K2 cuestan en el mercado entre cinco y seis rojitos, mientras que un puro de mota (menos de un gramo ) vale rojito y medio.

"La relación de precios es similar, pero la gran diferencia es que con la K2 se obtienen más ganancias porque se invierte menos. No se siembra, no hay que tener el cuidado propio de una planta, ni regarla, o abonarla", expresó Gamboa. 

 "Los últimos eventos de intoxicación con K2 deben llevar a la reflexión a los  padres de familia y  a los consumidores porque puede haber daños irreversibles, pérdida de consciencia, que resultan muy peligrosos y hasta en la muerte",  añadió  Gamboa. 


Esta es la K2, como ven, muy diferente a la marihuana. Cortesía: Seguridad Pública.
Esta es la K2, como ven, muy diferente a la marihuana. Cortesía: Seguridad Pública.