Los campos se llenan con personas que están en el centro médico o que se pueden localizar

Por: Karen Fernández 12 septiembre
La Caja pide a los pacientes que avisen cuando no puedan ir a las citas para avisarle a otro paciente. Foto Diana Méndez.
La Caja pide a los pacientes que avisen cuando no puedan ir a las citas para avisarle a otro paciente. Foto Diana Méndez.

Los meses y hasta los años que los pacientes deben esperar por una cita médica en la Caja hacen que a muchos se les olvide la fecha en la que finalmente serían atendidos. 

Otras veces, con gran esfuerzo, las personas logran juntar una platica para acudir a un médico privado y así evitar que el padecimiento pase a más. 

Esos dos escenarios hacen que muchas citas se desperdicien. Según datos de la Caja, solo el 44% de las consultas que pierden los pacientes se logran rescatar con usuarios que están en el centro médico o al localizar a otras personas para que aprovechen el campo. 

Ese porcentaje se obtiene de las consultas de los años 2015, 2016 y lo que llevamos del 2017.

Este año, de enero a mayo, se han dado 4.262.094 citas, 512.258 personas la perdieron y solo se lograron rescatar 227.859 campos.

En 2016, poco más de 1,2 millones de personas no llegaron al hospi a aprovechar su campito, pero apenas se sustituyeron 535.322 espacios, o sea, más de medio millón de consultas fue como tirarlas al basurero. 

Para el control

La doctora María Eugenia Villalta, gerente médica de la CCSS, hizo un llamado a la población para que no pierdan las citas, ya que muchas de ellas se conceden para dar seguimiento a enfermedades crónicas, tales como diabetes, hipertensión, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), entre otras.

"De esas citas depende la continuidad de los tratamientos y el control de la enfermedad, lo que permite que los pacientes estén compensados y no sufran ningún quebranto de salud", aseguró Villalta.

La doctora pidió a los pacientes que, en caso de no poder asistir a la consulta, llamen al centro de salud para que se las reprogramen.

Tanto en el hospital San Carlos como en el área de salud de Coronado, aprovechan los campitos con pacientes que llegan en el momento y están dispuestos a esperar un chance para ver si los atienden.

Por su parte, el doctor Fernando Morales, director del Hospital Nacional de Geriatría y Gerontología, explicó que, según las averiguaciones que han hecho, los adultos mayores faltan a las citas por olvido, falta de compañía o plata para movilizarse, o porque ese día se sentían mal de salud.