El histórico negocio brumoso celebrará este domingo su cumple con un queque gigante

Por: Keyna Calderón Hace 6 días

En medio de un golpe de estado nació la Panadería Araya en Cartago.

En 1917, mientras don José Araya Sánchez estaba fundando su negocito, el general dictador Federico Tinoco estaba derrocando al presidente Alfredo González Flores.

Mientras don José se inventó recetas únicas como los enlustrados, encanelados, zapotillos y maíz crudo, que se comen hasta el día de hoy, Tinoco en San José se inventó una Constitución Política que duró solo dos años.

En este edificio, en el puro corazón de Cartago, cumplirá 100 años de fundada la Panadería Araya, jamás cambió de lugar. Foto Keyna Calderón.
En este edificio, en el puro corazón de Cartago, cumplirá 100 años de fundada la Panadería Araya, jamás cambió de lugar. Foto Keyna Calderón.

Cuando nació la Panadería Araya todavía teníamos ejército y vivíamos en medio de verdaderas batallas civiles por el poder político, pero eso no le importó a don José para darle duro a su sueño, por eso era normal verlo levantarse de madrugada e irse a ponerle bonito al brete todos los días, incluso domingos, porque la panadería no podía fallarle a sus clientes.

El panadero se concentró en ser original, por eso nació el enlustrado, que es una rosca con merengue, también nacieron el encanelado, que es un rosquete con jarabe de canela; el zapotillo, que es ni más ni menos que la famosa cajeta de leche con clavo de olor y el maíz crudo, que es una rosquilla de maíz.

Poco a poco el sueño se fue consolidando, por eso cuando llegó el momento, don José le heredó el negocio a su hijo, Juan Bautista Araya (segunda generación), quien mantuvo la tradición y siguió los buenos pasos, tanto así que pudo dejarle una empresa consolidada a su hijo, Manuel de Jesús Araya (tercera generación), y este a su vez se lo dejó a su hijo, don Manuel Araya Solano (cuarta generación), el actual gerente y propietario, bisnieto del fundador.

Don Manuel es la cuarta generación que continúa la tradición de lo que ellos consideran la mejor panadería de Cartago. Foto Keyna Calderón.
Don Manuel es la cuarta generación que continúa la tradición de lo que ellos consideran la mejor panadería de Cartago. Foto Keyna Calderón.

“El gran secreto para llegar a los cien años es que siempre hemos luchado por ser originales. Damos lo mismo que dan el resto de panaderías, pero también tenemos nuestros productos únicos como los zapotillos. Además, la familia siempre se ha esforzado por escuchar al cliente, por darle lo que pide.

“Actualmente cuesta mucho competir con tanta panadería que nace y ponen precios que uno se pregunta ¿cómo hacen, por ejemplo, para vender dos bollos de pan en 500 colones? Pero bueno, a la gente no se le puede mentir, cuando usted lucha por la calidad, el cliente se da cuenta”, afirmó don Manuel.

El maíz crudo es uno de los productos estrella, también cumplirá 100 años de venderse, lo inventó don José, el fundador. Foto Keyna Calderón.
El maíz crudo es uno de los productos estrella, también cumplirá 100 años de venderse, lo inventó don José, el fundador. Foto Keyna Calderón.
Queque gigante

El próximo domingo los 100 años se celebrarán con una misa al mediodía, en la basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, en Cartago, después, habrá un queque gigante que se calcula alcanzará para 400 personas.

Todos los cartagineses están invitados a cantarle el cumpleaños feliz a la panadería, el queque es gratis, así que aproveche la oportunidad de disfrutar de una celebración centenaria que don Manuel quiere compartir con toda la comunidad.

Fiesta. Acérquese este domingo 10 de diciembre a la Panadería Araya en Cartago centro, ya por ahí de las dos de la tarde comienzan a repartir tajadas de un súper queque para unas 400 personas.

Entre el próximo viernes y sábado comenzarán a hacer el quecote. La misión le toca al jefe de producción José Vallecillo, quien usará unos 40 kilos de batido, que representa unos 12 kilos de harina, 8 kilos de margarina, 8 kilos de huevos, 8 kilos de azúcar, 400 gramos de royal, 5 litros de jugo de naranja.

Durante 16 horas, entre viernes y sábado, en la Panadería Araya harán un queque gigante para celebrar la teja de años. Foto: Keyna Calderón.
Durante 16 horas, entre viernes y sábado, en la Panadería Araya harán un queque gigante para celebrar la teja de años. Foto: Keyna Calderón.

Como son muchos moldes se tiene que ir haciendo poco a poco, por eso el personal de la panadería calcula que se pueden tirar unas 16 horas dándole a la batida, moldeada y horneada. Habrá tres personas totalmente dedicadas a eso.

“Será un queque bien sabroso para compartir la bendición de lograr cien años de tener una empresa con buena calidad, buen nombre y con sentimientos de familia en una provincia que amamos. Es un negocio familiar cargado de amor”, concluyó don Manuel.