Este es uno de los famosos tiquetes que salieron a la venta y que le dieron la vuelta al mundo. Foto: Cortesía
Este es uno de los famosos tiquetes que salieron a la venta y que le dieron la vuelta al mundo. Foto: Cortesía

Al chanchito que están rifando en la urbanización La Chorotega, en Alajuelita, le están sacando el jugo mejor que a una naranja porque del mismo animalito están sacando dos premios. 

El cerdito (al que aún no conocemos) se hizo famoso en Costa Rica e incluso en otras partes del mundo porque la acción para la rifa, que será el 20 de agosto, hizo muchísima gracia por ofrecer tres premios, dos de los cuales salen del mismo chancho. La malicia indígena en su máxima expresión.

La acción empezó a ser compartida por medio del WhatsApp y todo el mundo se moría de la risa en cuanto la veía. Más de uno pensó que era un montaje, pero en La Teja nos dimos a la tarea, primero que nadie, de averiguar si era en serio o en vacilón... Y resultó ser verdad.

El primer premio es un cerdo sin una pierna, el segundo es una pierna de cerdo (precisamente la que le van a quitar al chanchito) y el tercero son dos botellas de ron.

 Esto tan curioso ocurrió en La Chorotega cuando a Alonso Salinas, presidente de la asociación de desarrollo de ese lugar, se le ocurrió hacer un sorteo para recoger platica y arreglar el planché local en el que mucha gente se distrae y hace deporte.

"Este (la urba) es un lugar marginal y ese espacio es muy necesario para que los chiquitos que viven aquí tengan un lugar apto para jugar", dijo Alonso. 

Salinas, de 27 años, asumió la presidencia de la asociación en setiembre del año pasado y contó que de él fue la idea de los premios redactados de manera tan vacilona. 

"Lo hice sin ninguna malicia, ya anteriormente hemos rifado otros chanchos y como es demasiada carne pensamos en repartir el premio. Y ¿para qué gastar en comprar una pierna de cerdo si se la podíamos quitar al que teníamos?", contó Salinas muerto de risa.

El dirigente explica que él no hizo las acciones con la idea de hacer gracia. Más bien le sorprendió que se volvieran tan conocidas. Dice que ya hasta le han pasado notas de España, Perú y Guatemala que hablan de la bendita rifa. 

"Me acuerdo que cuando hice la propuesta no había mucha gente en la junta y se murieron de risa con lo de los premios, pero yo no le tomé importancia y jamás pensé que iba a tener tanto alcance", añadió. 

Este es el planché que quieren arreglar con la plata del chancho. Foto: Cortesía
Este es el planché que quieren arreglar con la plata del chancho. Foto: Cortesía
De recuerdo

El cuento de la rifa ha sido tan vacilón que Salinas nos contó que ya ha habido gente que le ha comprado números pero no porque quieran quedarse con el chancho de tres patas, la pata sola o las botellas de ron.

"Una amiga me llamó y me pidió que le guardara una acción solo para tenerla de recuerdo por lo vacilona que es", contó.

De hecho, ese tipo de cosas hasta hicieron pensar a Salinas en convertir la rifa en una tradición de esa localidad, aunque no sea solo con chanchos, pero sí inventar cosas que hagan gracia para acercar a la gente a colaborar.

Es una buena idea, sobre todo porque el costo del planché es de 7 "melones" y apenas llevan uno recaudado a punta de rifitas. 

Eso sí, Salinas dejó claro que ellos le ponen rifa, pero no la juegan con los números de la Junta de Protección Social, sino que ellos mismos la hacen con una tómbola. 

Este fue el último chanchito que regalaron, solo que a este no le cortaron ninguna pierna. Foto: Cortesía
Este fue el último chanchito que regalaron, solo que a este no le cortaron ninguna pierna. Foto: Cortesía
Listo pa' la foto

El famoso chanchito ya está listo para la foto, solo que no lo han matado, lógicamente.

El animalito pesa 100 kilos y está en una chanchera de San Juan de Dios de Desamparados. 

Alonso nos contó que aún les quedan 20 numeritos a la venta. Cada uno cuesta tres roijtos y los que quieran adquirir uno pueden hacerlo llamando al número 7104-8981.