Eugenia María Cartín y su abogado se preparan para demandar a la empresa telefónica. Le pasamos un bolado de cómo aplicársela a esas llamadas interminables al servicio al cliente

Por: Marcelo Poltronieri 20 abril
La señora Eugenia María Cartín. JOHN DURAN
La señora Eugenia María Cartín. JOHN DURAN


 Doña Eugenia María Cartín le contó a La Teja que  está toda agüevada por el alboroto que se armó en WhatsApp. Resulta que anda circulando una grabación de ella cuando puso una queja en la empresa Tigo.

La señora, de 72 años y vecina de Zapote, nos dijo pocas palabras porque su abogado, Rodolfo Alvarado, la tiene a mecate corto, pero  confirmó que pasa por un mal momento por la filtración del audio.

Ese estado de ánimo lo percibimos cuando la llamamos, pues el tono de voz de la señora se escucha bastante apagado. Eso sí, cabe destacar que a pesar del momento que está atravesando, doña Eugenia fue bastante amable con nosotros.

Este estado de ánimo y la filtración del audio es lo que va a motivar a la señora, en conjunto con Alvarado, a preparar  una demanda contra la empresa telefónica.

Parte de la agüevazón de la señora es que el hecho de que se haya filtrado el audio hizo que todo el mundo empezara a molestarla en redes sociales, algo que tiene muy presente su abogado.

"El tema del bullying viene incluido con la difusión del audio por parte de Tigo, es parte de las responsabilidades que tendrán que hacerse, sin duda alguna, en el proceso judicial", añadió el abogado.

La que sí se pronunció fue la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

"La Ley General de Telecomunicaciones establece en su artículo 42, la obligación de los operadores y proveedores de los servicios de telecomunicaciones, de garantizar el secreto de las comunicaciones y protección de los datos personales y la SUTEL, como garante de los derechos de los usuarios,  debe velar porque esto se cumpla", dijo Gilbert Camacho, presidente del Consejo de SUTEL.

La venganza del usuario

Si usted es de las personas que vive un viacrucis cada vez que llama a servicio al cliente para que le resuelvan un problema, acá le dejamos una idea de cómo darles una cucharada de su propia medicina. ¡Aplíqueselas!

En los zapatos de Eugenia

¿Quién no se ha llevado un colerón cada vez que llama al servicio al cliente de cualquier empresa, tal y como le pasó a doña Eugenia, por eso, acá les dejamos algunas de las frases que utilizó la señora que bien bien, cualquiera usaría en una situación de esas.

  • "Yo estoy tra-ba-jando papá. Lo único que quiero es tra-ba-jar".
  • "Ustedes mienten, dicen una hora y son cuatro horas y el servicio no se ha establecido y si uno llama lo regañan".
  • "No estoy ocupando el Internet para ver viejas chingas ni para hacerme millonaria en línea".
  • "Tengo que ir a las oficinas centrales, perder un día de trabajo para ver si me entienden".
  • "Ahora es pecado usar Yahoo".