Es muy importante ser claro con la pareja y poner las cosas en su lugar. Foto con fines ilustrativos / Diana Méndez.
Es muy importante ser claro con la pareja y poner las cosas en su lugar. Foto con fines ilustrativos / Diana Méndez.

Sin querer ser iluso o soñador está claro que el rol principal en la relación de pareja es el amor. Es el motor que mueve todo lo necesario para que esa relación se fortalezca, se establezca y para que vaya creciendo.

Sin amor la relación sufre todo lo contrario a los factores dichos anteriormente. El asunto es que algunas persona deciden quedarse con su pareja por agradecimiento, están agradecidas porque su pareja les dio un techo, les dio un estatus, le dio un apellido a sus hijos, o simplemente su pareja hizo algo que le genera mucha gratitud.

El problemas es que cuando el agradecimiento se diluye ya no queda nada para seguir en una relación que no tiene el amor como el ingrediente principal. Es aquí donde las luchas de poder, las incomprensiones, los desquites, los resentimientos sin perdonar y hasta las infidelidades, comienzan a germinar.

Por eso es muy importante ser claro con la pareja y poner las cosas en su lugar y decir, por ejemplo, "estoy con usted por agradecimiento, si acepta seguimos y si no cada uno por su lado". Esta actitud va a evitar frustraciones, desengaños y, sobre todo, problemas de conciencia. No es el mismo darle un beso a una persona por gratitud que por amor; son dos contextos muy diferentes, ser y estar agradecidos es bueno, pero no es suficiente para establecer una relación de pareja.

Róger Valverde es consejero de parejas, puede contactarlo al: 8660-3215