Un grupo de choferes de Uber amenaza con una huelga de hambre  si el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, no se sienta a negociar con ellos.

La amenaza la cumplirían 48 horas después de una vigilia que planean hacer en la plaza de la Democracia, según expresó Marvin Castro, quien redactó un recurso de amparo que presentaron este jueves en la noche.

Castro dijo que informarán en una conferencia de prensa cuándo se tomará esa medida. Añadió que lograron recoger tres mil firmas de uberianos, sobre todo de San José y que se hicieron presentes al menos 600.

Algunos uberianos irían a huelga si Luis Guillermo Solís no negocia con ellos. Foto: Archivo.
Algunos uberianos irían a huelga si Luis Guillermo Solís no negocia con ellos. Foto: Archivo.

En el recurso de amparo piden que termine la persecución contra los choferes (no solo uberianos) con carros del año o nuevos, pues, según una resolución de los Tribunales de Goicoechea, solo se pueden hacer requisas con una orden  judicial. 

También solicitan a las autoridades que se convoque a un referéndum,  para que el pueblo decida si quieren o no, el servicio que ellos brindan.

“La resolución 20-15-0040 dice que son inconstitucionales los retenes por parte de las autoridades contra choferes y usuarios,  a no ser que exista una denuncia judicial o  una orden de captura”.

“Queremos que el presidente tenga la sensatez de mediar en una mesa que vamos a poner en la plaza de la Democracia,  para que negocie con nosotros, con la familia costarricense. Si no lo hace, como último recurso nos vamos a una huelga de hambre y tenga en cuenta que en nuestra red nacional tenemos hipertensos, diabéticos y las consecuencias serán responsabilidad del Presidente”, dijo.

Se le cuestionó a Castro que con qué respaldo jurídico iban donde los jueces a pedir que los dejen de perseguir,  cuando han sido declarados ilegales. Se le puso el ejemplo de que era  similar a que un grupo de ladrones vaya a pedir a los jueces que no los persigan.

“Por la resolución que le expliqué y que ordena que todo chofer de carro puede circular con tranquilidad por las calles de Costa Rica. Queremos sentarnos en una mesa de negociación,  porque somos esa parte de desempleados a los que este gobierno no les dio respuesta”, dijo.

Se le preguntó a Julie Robinson, gerente de comunicaciones para Centroamérica y el Caribe de Uber, si ellos respaldan la acción de esos choferes.

“No tengo conocimiento de los detalles, no podemos dar una respuesta. Damos apoyo dependiendo de cada acción”, dijo.

Cuando se le preguntó si ellos solicitarán a esos socios el documento para estudiarlo, insistió en que si no conoce el detalle no opinará.

Castro restó importancia a esa falta de apoyo por parte de la empresa. 

Los colaboradores de Uber son como islas, actúan de forma independiente a la empresa. Tenemos que ver el contenido para estudiar si los apoyamos", Julie Robinson, gerente de comunicaciones para Centroamérica y el Caribe de Uber.