El OIJ se encargara del levantamiento del cuerpo de la pequeña. Foto: Ronny Jaen
El OIJ se encargara del levantamiento del cuerpo de la pequeña. Foto: Ronny Jaen

Una bebita de tan solo año y cuatro meses murió este martes en la noche por deshidratación, en Sixaola, Limón. 

En este momento las autoridades se encuentran atendiendo el triste caso.

Según trascendió, la pequeña vivía con sus padres en La Ania de Sixaola. Ella tenía cuatro días de estar enfermita y se deshidrató tanto que le costó la vida. 

Los papás llamaron a la ambulancia y salieron a esperarla en una parada de buses, pero cuando los cruzrojistas llegaron ya la pequeñita había muerto. 

El oficial Andrés Ramírez, confirmó que los socorristas no pudieron hacer nada por la menor.

Los cruzrojistas le pidieron a la Policía que llegara y coordinara con el OIJ para que investiguen las causas de la muerte.