Enfermazo aprovechaba las visitas del pequeño a su casa.

Por: Adrían Galeano Calvo 12 octubre
García fue condenado a 14 años de cárcel por cada delito. Foto con fines ilustrativos.
García fue condenado a 14 años de cárcel por cada delito. Foto con fines ilustrativos.

En lugar de hacer cumplir la ley tal y como lo juró, un exoficial de la Fuerza Pública terminó por convertirse en villano, ya que fue declarado culpable por violar en dos ocasiones a su sobrino político, de tan solo 10 años.

El hombre, identificado por las autoridades como Róger García Calero, tendrá que pasar los próximos 28 años de su vida en el tabo, según lo determinó este miércoles el Tribunal Penal de Upala, Alajuela.

De acuerdo con la acusación presentada por el Ministerio Público, los hechos ocurrieron entre el 2013 y el 2014 en San Fernando de Upala, dentro de la vivienda en la que vivía el expoli y su esposa, quien es la tía del niño.

Según trascendió, el pequeño vivía en la casa de al lado, por lo que visitaba a su tía constantemente, situación que fue aprovechada por el enfermazo para abusar del menor.

Además, García amenazó al pequeño diciéndole que si él contaba lo sucedido iba a tener graves problemas en su familia.

Sin embargo, el comportamiento extraño del menor y las conductas irregulares del acusado despertaron sospechas en los papás del menor, por lo que después de hablar con el niño y realizarle una revisión médica, interpusieron una denuncia.

García fue condenado a 14 años de cárcel por cada uno de los delitos, y permanecerá seis meses en prisión preventiva hasta que la sentencia quede en firme.