Uno de los detenidos es un exreo que hace poco salió de la cárcel

Por: Reiner Montero 13 septiembre
Los agentes del OIJ de Guápiles allanaron las casas en La Colonia y La Rita de Pococí, allí encontraron a los supuestos dos desalmados, las motos y la arma. Foto: Reiner Montero
Los agentes del OIJ de Guápiles allanaron las casas en La Colonia y La Rita de Pococí, allí encontraron a los supuestos dos desalmados, las motos y la arma. Foto: Reiner Montero

Los agentes del OIJ de Guápiles detuvieron la mañana de este miércoles a dos sospechosos de matar a  Mauricio Campos Orozco, de 20 años,  quien fue asesinado en un asalto mientras trabajaba en la pizzería Mamá Mía, ubicada  50 metros norte del cementerio de Guápiles.

Las capturas se llevaron a cabo mediante dos allanamientos en La Colonia de Guápiles y en La Rita de Pococí. 

El veinteañero Mauricio Campos Orozco trabajaba como cajero en la pizzería Mamá Mía en Guápiles, él estaba agradecido con la vida según su última publicación en sus redes sociales. Foto: Tomada de facebook
El veinteañero Mauricio Campos Orozco trabajaba como cajero en la pizzería Mamá Mía en Guápiles, él estaba agradecido con la vida según su última publicación en sus redes sociales. Foto: Tomada de facebook

En la comunidad de  La Colonia detuvieron a un hombre identificado solo con el alias "Coca", quien de acuerdo con los judiciales es un exreo que tiene poco de haber salido de la cárcel. A este hombre se le decomisó una moto azul marca Yamaha, con una cilindrada de 125 centímetros cúbicos, además de una pistola 9 milímetros,  marihuana y dos gorras de la Fuerza Pública. 

Mientras que en La Rita de Pococí capturaron a otro tipo de apellido Rodríguez, en esta casa también encontraron otra moto, marca Suzuki GN color roja.

En apariencia,  los desalmados utilizaron estas motos y la pistola para cometer el atraco, en el que únicamente se lograron llevar un celular, pero lo más trágico fue que le quitaron la vida al veinteañero. 

Este ataque ocurrió el jueves pasado en la noche, el joven murió en el Hospital de Guápiles debido a las heridas. 

Horas antes de ser asesinado, Mauricio había escrito en su cuenta de Facebook que estaba agradecido por otra oportunidad de vida. 

Las autoridades no descartan más detenciones por este violento crimen. 

En una de las viviendas encontraron el arma con la que, en apariencia, golpearon y luego balearon al muchachito. Foto: Reiner Montero
En una de las viviendas encontraron el arma con la que, en apariencia, golpearon y luego balearon al muchachito. Foto: Reiner Montero