Los dos equipos se sintieron muy orgullosos del esfuerzo que hicieron. Foto: Shirley Vásquez
Los dos equipos se sintieron muy orgullosos del esfuerzo que hicieron. Foto: Shirley Vásquez
La Familia festejó la victoria con mucho sabor. Foto: Shirley Vásquez
La Familia festejó la victoria con mucho sabor. Foto: Shirley Vásquez


El equipo de fútbol de reos La Familia se convirtió en  el mandamás del centro penitenciario La Reforma, en San Rafael de Alajuela. El cuadro se enfrentó en la final del torneo a los Crispy en un partido que estuvo bien reñido. 

El campeonato Fútbol La Reforma se jugó el miércoles 20 de abril, a las 9:30 a. m.,  en el estadio Antonio Bastida,  que está ubicado dentro de la cárcel. Los equipos y algunos otros privados de libertad disfrutaron y hasta sufrieron durante la mejenga. 

Los invitados especiales para patear la pecosa fueron Claudio Jara, mundialista de Italia 90; el entrenador Gustavo de Simone y el exfutbolista manudo Álvaro Solano. Los jugadores se mostraron muy contentos de contar con ellos, quienes fueron aplaudidos por los aficionados. 

Durante el primer tiempo hizo un solazo tremendo y además la cosa se quiso poner más caliente por algunas faltas no pitadas, golpes, patadas, incluso por un momento el juego se le quiso ir de las manos al arbitro, pero por suerte no paso a más.

En las graderías la barra más animada fue la de los campeones: "vamos, vamos Familia", se escuchó durante los 90  minutos. 

El primer tiempo terminó 0-0, pero empezando el segundo Kendal Evans Wilson anotó el golazo que le dio victoria a su equipo y que le puso más sabor a la mejenga. 

"Este gol se lo dedico a mi esposa, Stephanie Soto, gracias a Dios ganamos, el sol estaba muy caliente y el rival bien parado, un solo gol, bien disputado este partido", dijo el anotador. 


En un ataque de La Familia Joseph Vargas, defensa de los Crispys, tuvo que meter la dientona para parar al jugador rival y evitar el gol; así lo hizo, pero eso le costó la tarjeta roja cerca del minuto 20 del segundo tiempo.

Con el pitazo final los gritos, cantos y aplausos invadieron a los vencedores. El portero del cuadro campeón fue el menos vencido del torneo.

"Estoy muy orgulloso de estar en este equipo, sabía que iban por el triunfo porque se prepararon muy bien, en todo el torneo me hicieron solo dos goles. Le dedico esto a mi familia y aprovecho para saludar a mi gente que es de Aserrí", expresó el arquero Yeison Arias, quien hace 11 años se encuentra preso y aún le faltan dos. Su condena es por robo agravado. 

Los Crispys jalaron para las gradas sin pleitos, cansados y conscientes que La Familia fue superior.

El exjugador Álvaro Solano se sintió muy contento porque lo invitaron. Él vio llenos de coraje a los muchachos. 

"Son buenas estas actividades que motivan a las personas a ejercer el deporte", afirmó Solano. 

Dailan Chinchilla, jugador de La Familia, lleva 11 años preso por robo y secuestro y asegura que está tratando de ser una mejor persona por eso se ha apuntado en el fútbol y además le faltan cuatro materias para terminar el bachillerato. 

De Simone mencionó que este tipo de actividades los pone a sacar lo mejor de sí a cada uno de ellos. El uruguayo esta muy involucrado con la selección de La Reforma así que recibió mucho cariño por parte de los privados, quienes lo abrazaban y lo trataban de profe.

Los jugadores de los Crispys se sintieron orgullosos por el esfuerzo que hicieron y reconocieron la derrota. 

"Los compañeros hicieron un gran partido, yo salí expulsado, pero bueno ellos jugaron muy bien. Le dedico el partido a mi hijo que vive en Alajuela",  manifestó Joseph Vargas, jugador de los Crispy. 

Los campeones llevan en sus uniformes vistosos el mensaje  "al que Dios bendice nadie lo maldice". 


Con el gol todo fue alegría. Foto: Shirley Vásquez
Con el gol todo fue alegría. Foto: Shirley Vásquez
Los invitados compartieron mucho con los jugadores y otros privados. Foto: Shirley Vásquez
Los invitados compartieron mucho con los jugadores y otros privados. Foto: Shirley Vásquez


Creos que 


Yeison Arias, portero de La Familia, fue el mejor del campeonato. Foto: Shirley Vásquez
Yeison Arias, portero de La Familia, fue el mejor del campeonato. Foto: Shirley Vásquez
"Fui el portero menos vencido en el campeonato, solo me hicieron dos goles, estoy muy feliz", Yeison Arias, portero. 


Alvaro Solano, exjugador invitado. Foto: Shirley Vásquez
Alvaro Solano, exjugador invitado. Foto: Shirley Vásquez

"Es muy lindo estar entre ellos, ver cómo toman con calma y coraje el juego, le ponen mucho", dijo Álvaro Solano, exjugador.


Dailan Chinchilla, jugador de La Familia, lleva once años preso y le faltan cinco años para salir. Foto: Shirley Vásquez
Dailan Chinchilla, jugador de La Familia, lleva once años preso y le faltan cinco años para salir. Foto: Shirley Vásquez

"En mi tiempo libre me dedico a hacer artesanías, le doy gracias a Dios por la persona que soy ahora", dijo Dailan Chinchilla, jugador de La Familia.

Joseph Vargas, jugador de los Crispy, lleva nueve años preso. Foto: Shirley Vásquez
Joseph Vargas, jugador de los Crispy, lleva nueve años preso. Foto: Shirley Vásquez

"Hacemos un gran esfuerzo en los partidos, nos gusta mucho el deporte. También juego con la sele de La Reforma", dijo Joseph Vargas, jugador rival.