Los testigos se desesperaron al ver que el agua se llevaba a un hombre. Foto: Silvia Coto
Los testigos se desesperaron al ver que el agua se llevaba a un hombre. Foto: Silvia Coto

Las autoridades reportaron este viernes que un hombre sería la primera víctima de los fuertes aguaceros. 

Según informó la Cruz Roja, los vecinos de Sagrada Familia, en San José, reportaron que el tipo andaba suéter negra con anaranjado y que estaba recogiendo chatarra a la orilla del río cuando fue arrastrado por una jupa de agua.

Los vecinos estaban impactados porque no pudieron hacer nada para ayudar al señor.

Los socorristas empezaron a monitorear los ríos cercanos para ubicarlo, pero fue imposible. Incluso mandaron el camión de rescate a la cuesta de barrio Cuba, pero sin éxito.

"Se confirmó que un hombre cayó, pero por lo crecido que estaba el río fue imposible dar con él, ya alertamos a las represas y vamos a coordinar todo lo necesario para encontrarlo", informó Jim Batres,  subdirector de Socorros y Operaciones de la Cruz Roja.

El camión de Bomberos dio varias vueltas y terminó en el guindo. Foto: Cortesía
El camión de Bomberos dio varias vueltas y terminó en el guindo. Foto: Cortesía
Bomberos heridos 

Los fuertes aguaceros causaron que un camión de Bomberos se fuera a un guindo cuando los oficiales iban a atender una inundación en León Cortés.

El accidente ocurrió en Monterrey de Aserrí, del beneficio Río Tarrazú, 50 metros hacía La Legua. 

Las malas condiciones del tiempo mandaron al chunchón a un precipició de unos 30 metros de profundidad.  

Josué Lara, vocero de Bomberos, comentó que los dos compañeros resultaron con golpes de consideración y los llevaron al hospital San Juan de Dios. 

Los dos bomberos afectados son de apellidos Álvarez, de 42 años, y Cruz, de 23 años.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) declaró alerta verde por los baldazos.

Los vecinos de San Antonio de Belén la vieron rudísima también la tarde de este viernes cuando el río Quebrada Seca, en las cercanías del Proyecto Gol, se desbordó y varias calles quedaron inundadas. Por suerte ninguna casa sufrió daños.

Dos de los bomberos resultaron heridos, pero están fuera de peligro. Foto: Cortesía
Dos de los bomberos resultaron heridos, pero están fuera de peligro. Foto: Cortesía

Además en el cantón de Desamparados se reportaron problemas por el alcantarillado. 

El río Quebrada Seca en San Antonio de Belén se desbordó. Foto: Shirley Vásquez
El río Quebrada Seca en San Antonio de Belén se desbordó. Foto: Shirley Vásquez
En San Antonio de Belén las lluvias estuvieron furris. Foto: S.Vásquez
En San Antonio de Belén las lluvias estuvieron furris. Foto: S.Vásquez
Un carro que iba para Alajuela se fue resbalado ayer en la pista por la cantidad de lluvia. Foto: Alejandro Gamboa
Un carro que iba para Alajuela se fue resbalado ayer en la pista por la cantidad de lluvia. Foto: Alejandro Gamboa
Rayo ardiente

Por último, en medio del aguacero un rayo se jaló un tortón en Río Segundo de Alajuela, 300 metros al este de la intersección del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría al caer contra un poste. 

Ahí los cables del alumbrado quedaron al rojo vivo y superaron los 500 grados.

El bombero Bryan Ramos explicó que por las fuertes lluvias el rayo reventó una línea del tendido secundario y cayó sobre los otros cables, por lo que los energizó y dejó el cable tensor con temperaturas altísimas, como si se estuviera adentro de un volcán.

La zona estuvo protegida hasta que los personeros del ICE quitaron la electricidad y dejaron que el cable se enfriara. La emergencia causó presones.

Así se veía el cable después de la caída del rayo. Foto: Shirley Vásquez
Así se veía el cable después de la caída del rayo. Foto: Shirley Vásquez