Con este pequeño altarcito le realizan los rezos a Yoseth en lugar de la fiesta que le tenían preparada. Foto: Alfonso Quesada.
Con este pequeño altarcito le realizan los rezos a Yoseth en lugar de la fiesta que le tenían preparada. Foto: Alfonso Quesada.

La vida de doña Iliana Delgado Quirós se llenó, en un abrir y cerrar de ojos, en dolor. Ella esperaba este fin de semana celebrar el cumpleaños 12 de su hijito, pero un conductor se lo arrebató y ahora en su casa se dedican a rezar el novenario.

El pequeño Yoseth Josué falleció el pasado domingo en el Hospital Nacional de Niños al que ingresó la noche del sábado, después de que un carro, cuyo chofer se quedó dormido, lo atropellara junto a su tío quien falleció en el lugar del accidente.

El dramático caso se dio en La Puerta del Sol en Osa, zona sur. El tío del menor fue identificado como Luis Ángel Vargas.

Doña Iliana nos contó en su casita, en Chispero de Osa, a 400 metros de donde se dio el accidente mortal, que está pasando por momentos cargados de dolor y de tristeza, sentimientos que  se avivaron pues el próximo 22 de julio se cumplen 15 años de que le mataron a su mamá a machetazos en Olla Cero de Osa. Un peón fue el responsable del violento ataque.

Doña Iliana ha pasado por dos golpes terribles. Perder a su madre y a su hijo. Foto: Alfonso Quesada
Doña Iliana ha pasado por dos golpes terribles. Perder a su madre y a su hijo. Foto: Alfonso Quesada

Ella asegura que este mes seguirá siendo un tormento para ella.

“Tengo mi corazón destrozado, como dicen, en pedacitos. Mi hijo cumplía este viernes 14 de julio  12 añitos, él estaba bien ilusionado por su cumpleaños, me había dicho que le hiciera pizza para celebrar y yo le prometí que hasta un queque le haríamos, pero mi angelito se me fue, Dios se lo llevó antes”, dijo la afligida mamá.

En lugar de globos, serpentinas, y el queque en la casa de doña Iliana lo que hay es un pequeño altar con velitas y la foto de Yoseth para pedirle a Dios por él y por su tío.

Yoseth amaba a su perrita blanquita por ella quería ser veterinario. Foto: Alfonso Quesada
Yoseth amaba a su perrita blanquita por ella quería ser veterinario. Foto: Alfonso Quesada

“Se siente su ausencia mucho, por que mi hijo era un niño inquieto que tenía mucha energía, se subía a los árboles y pasaba jugando fútbol con sus amigos y sus hermanos en el patio, soñaba con ser veterinario porque amaba a los animales”, dijo la mamá.

Esta mujer asegura que además de ella y los cinco hermanitos de Yoseth, la perrita Blanquita también está sufriendo.

“El quería mucho a esa perrita, era su adoración, el día del funeral la llevamos al cementerio, iba adelante del féretro y no se despegó hasta que regresamos a casa”, dijo Delgado.

Sobre el accidente la valiente mamá nos contó que su hijo quería mucho a su tío Luis Ángel quien también falleció y a la esposa Guillermina Altamirano. Cuando el accidente pasó ella andaba visitando a dos hermanas, una en Esparza y otra en Heredia. Se había llevado a sus hijos, pero él no quiso ir.

El pequeño se vistió hace algún tiempo como su tío Luis quien falleció también en el accidente pues lo admiraba y quería mucho. Foto: Alfonso Quesada
El pequeño se vistió hace algún tiempo como su tío Luis quien falleció también en el accidente pues lo admiraba y quería mucho. Foto: Alfonso Quesada

“Él ansiaba y deseaba las vacaciones para irse con su tío Luis Ángel, que vive cerca de la casa. Sinceramente cuando me avisaron yo pensé que se trataba de una pesadilla y que esto no podía ser verdad, dos de mis hermanos me acompañaron al Hospital Nacional de Niños, fue muy doloroso verlo conectado a un montón de mangueras y aparatos, uno de los doctores me dijo que mi hijo tenía pocas posibilidades de vivir, y así fue. Ese domingo se me murió en mis brazos”, relató Iliana.

La mujer, de 35 años, aseguró que fue durísimo cuando en la morgue le entregaron a su hijo para que lo vistiera.  

“Él estaba sufriendo mucho, tenía fracturas en las piernas, la pelvis, y en la cara”, dijo Delgado.

La familia extraña ver al pequeño correr por toda la propiedad de su casa. Foto: Alfonso Quesada
La familia extraña ver al pequeño correr por toda la propiedad de su casa. Foto: Alfonso Quesada

La angustiada mujer asegura que en 15 años no ha podido superar lo de su mamá, por lo que menos cree que podrá superar lo de su chiquito. Ambos dolores la acompañarán toda la vida.

A la familia de Yoseth y don Luis les indigna que el conductor ni siquiera los contactó para pedir una disculpa.

El conductor se quedó dormido y atropello al hombre y el pequeño. Foto: Alfonso Quesada
El conductor se quedó dormido y atropello al hombre y el pequeño. Foto: Alfonso Quesada

“En estos momentos no tengo cabeza para pensar en perdonar, pero uno no puede vivir toda la vida con odio”, reflexionó Iliana.

El hijo de don Luis vio el accidente y estuvo en el momento en que su papá falleció. Foto: Alfonso Quesada
El hijo de don Luis vio el accidente y estuvo en el momento en que su papá falleció. Foto: Alfonso Quesada


Frase sin foto

“Es increíble que el irresponsable que nos quitó a los dos ni siquiera nos buscará para pedirnos una disculpa por el dolor que nos dejó”. dijo Iliana Delgado, mamá del menor.