El hombre de apellido Villegas aceptó los cargos en los Tribunales de Cartago. Foto: Grupo Nación
El hombre de apellido Villegas aceptó los cargos en los Tribunales de Cartago. Foto: Grupo Nación

Un hombre de apellido Villegas pasará los próximos 13 años en la cárcel al aceptar ser el responsable de acabar con la vida de su jefe, Luis Gerardo Madrigal Chavarría. 

De acuerdo con la investigación, el hombre, quien trabajaba como guardaespaldas, mató a su jefe porque sospechaba que le estaba quitando a la esposa.  

Los hechos ocurrieron la mañana del pasado lunes 5 de setiembre, en la casa de la víctima en El Cañon de El Guarco, en Cartago. De acuerdo con la sentencia, Villegas llegó a la vivienda de Madrigal y le disparó por la espalda en cuatro ocasiones. 

Luego tomó el cuerpo de su jefe y lo abandonó en una zona solitaria a ocho kilómetros de la casa de la víctima. camino hacia Pérez Zeledón. Villegas huyó del lugar minutos después.

Los restos de Madrigal fueron hallados dos días después de ser asesinado. 

Las sospechas siempre estuvieron sobre Villegas, por lo que fue capturado el 8 de setiembre, en San José centro.

El imputado se sometió a un procedimiento abreviado y fue condenado a 13 años y cuatro meses de prisión. La sentencia fue dictada por el Tribunal Penal de la zona, el pasado 3 de julio.

Villegas permanecerá en prisión preventiva, mientras la sentencia adquiere firmeza.

Luis Gerardo Madrigal tenía antecedentes penales por robo agravado y homicidio. Además dejó cinco hijos.