La muerte eligió viajar el miércoles en la mañana en un bus de Interlínea y se llevó a un pasajero de 76 años.

El caso ocurrió a las 9:20 a.m., 25 metros al oeste de la Cruz Roja de Guadalupe, en Goicoechea. Un hombre identificado como Carlos Quesada Granados viajaba en el bus de la ruta Moravia- Guadalupe -Desamparados. Iba sentado detrás del conductor cuando, según informaron las autoridades, empezó a convulsionar.

El chofer se asustó muchísimo, desvió el bus unos metros y se estacionó, pero en ese momento el señor estaba ya muy grave. Un testigo corrió a tocar a la Cruz Roja y les informó a los socorristas de guardia lo que pasaba. Cuando los cruzrojistas llegaron vieron que al señor lo habían acostado en el pasillo del bus y no respondía; por eso lo sacaron a la acera, donde le dieron maniobras de resucitación por 40 minutos
 

"Cuando llegamos estaba en paro cardiorespiratorio y falleció", dijo el cruzrojista Juan José Pizarro.

Don Carlos era oriundo de Goicoechea.

El conductor del bus, cuya identidad no se supo ayer, estaba muy afectado por lo que pasó.

Don Carlos Quesada falleció cuando viajaba como pasajero del bus. Foto: Alonso Tenorio
Don Carlos Quesada falleció cuando viajaba como pasajero del bus. Foto: Alonso Tenorio