Al momento del allanamientos había once adictos en el búnker. Foto: Cortesía.
Al momento del allanamientos había once adictos en el búnker. Foto: Cortesía.

Un narco de apellido Herrera y 34 años se hizo millonario en cuestión de meses.

El hombre compró un carro, una moto y una propiedad con la plata que hacía vendiendo droga en pequeñas cantidades en El Cacao y en Tuetal de Alajuela.

La mañana de este lunes el OIJ cayó en la casa de Herrera y decomisó el carro, la moto y la propiedad.

Los agentes judiciales también detuvieron a dos hombres de apellidos Céspedes, de 30 años, y Brenes, de 20 años. Los dos trabajaban para Herrera.

Herrera, quien tiene ya antecedentes por venta de drogas, fue capturado en su casa en El Cacao.

Los oficiales de tuvieron a tres hombres. Foto: Cortesía.
Los oficiales de tuvieron a tres hombres. Foto: Cortesía.

Según informó Michael Soto, director interino del OIJ, los hombres vendían dosis de droga a los adictos de la zona por medio de búnkers y también en las calles.

En la operación los agentes allanaron un búnker en el que había once adictos, que fueron detenidos y luego de que las autoridades confirmaran que no tenían cuentas pendientes con la justicia fueron liberados.

Soto dijo que la investigación contra la banda se inició hace aproximadamente un año.

La Fiscalía informó que las autoridades decomisaron en la casa de Herrera (además del carro y la moto), las cosas de la vivienda, ¢400 mil en efectivo, 788 dosis de crack, 155 puntas de cocaína y 176 dosis de mota. La propiedad en la que vivía fue puesta a las órdenes de Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD)

Los tres hombres están a la espera de una audiencia de solicitud de medidas cautelares.